El cuidado del niño

Tu decisión dependerá en parte de la oferta existente en el lugar donde vivas y, naturalmente, del presupuesto del que dispongas. Antes de decidirte, piensa en lo que es más importante para ti, para tu hijo, para su padre y para tus otros hijos, si los tienes. Así determinarás de forma natural cuál es la fórmula que más te conviene. Una cosa está clara: si quieres irte más tranquila a la sala de partos, tienes que empezar a buscar con la suficiente antelación y pedir una confirmación por escrito de la inscripción o la reserva que realices.
Guarderías colectivas
Están destinadas a niños de entre 2 meses y medio y 3 años, y abren de lunes a viernes, por lo general, entre las 7.30 y las 19 h. Además, cuanto más reducido es el número de plazas, más condiciones hay que reunir para poder optar a estas guarderías. Sin embargo, la proximidad del domicilio es uno de los criterios de selección, ya que se da prioridad a los habitantes de la zona. Hoy en día, las guarderías colectivas están muy solicitadas, por lo que conviene informarse al principio del embarazo (en algunas ciudades, incluso desde el momento en que la pareja decide que va a tener un hijo) y estar preparado para la inscripción, que suele realizarse hacia el sexto mes.
Guarderías familiares
Estas guarderías, formadas por una red de «asistentes maternales», acogen en un domicilio a uno o varios niños de entre 2 meses y medio y 3 años. El contrato laboral se realiza entre los padres, la directora de la guardería familiar y la asistente maternal, y en él se definen las modalidades específicas de funcionamiento (horarios y comidas).
Guarderías parentales
Se trata de asociaciones de padres que gestionan estructuras similares a las de las guarderías colectivas. Estos centros deben cumplir las mismas normas de funcionamiento y de seguridad que las guarderías municipales, con la diferencia de que aquí son los padres (con el apoyo de uno o varios especialistas en educación infantil) quienes se turnan en el cuidado de los niños y se encargan del buen funcionamiento del centro. Para poder ejercer como tales, están reconocidas por la PMI (Protección Maternal e Infantil), que garantiza el buen estado de su domicilio, su salud y sus aptitudes educativas. La PMI de la zona se encarga de su seguimiento profesional y es el organismo que proporciona la lista de las asistentes maternales. Los horarios son los acordados entre la madre y la asistente. Esta fórmula puede presentar bastantes ventajas, pero varía en función de la persona.
Au-pair
Una au-pair es una chica de cualquier país del mundo que se encarga de cuidar de los niños durante un número determinado de horas. A cambio, debes darle las comidas, el alojamiento y una paga semanal. También puede hacer de niñera por las noches o encargarse de algunas tareas domésticas. En sus horas de clase, en las que aprende la lengua del país de destino, no se le puede pedir que trabaje.

La elección del nombre

Éste es un tema que trae de cabeza a la pareja durante un tiempo y que animará más de una conversación. La pareja debe tener claro que es una elección exclusivamente suya, que depende de sus gustos e influencias culturales y familiares. Algunos consejos: cuidado con los nombres que levantan pasiones durante un tiempo y que pasan de moda al cabo de poco (una vez en el colegio, tu hijo podría tener el mismo nombre que otros cinco niños de su clase…). Hay que pensar en la combinación del nombre con los apellidos. En caso de duda, es mejor guardar las distintas opciones en secreto y esperar a ver al bebé. También hay que tener en cuenta que el registro civil podría no aceptar la inscripción de un nombre demasiado «original».

Otros contenidos del dosier: Preparar la llegada del bebé

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test