La segunda ecografía del embarazo

¿Cuándo se realiza?

Sobre la semana 18-20 de gestación, para así permitir, si el diagnóstico por imagen así lo recomendase, estar dentro del período legal para abortar (el límite, por el momento, son las 22 semanas).

¿Qué se mira?

Múltiples parámetros. De hecho, se realiza un “barrido” anatómico bastante completo, que deja poco margen, si la prueba está bien realizada, a que se nos escape alguna malformación importante. Así, se observa:

  • El estado general del feto, sus movimientos, y los de su corazón. Aquí se observa la presencia de los grandes vasos arteriales, de las cuatro cámaras cardíacas, y si las válvulas se mueven adecuadamente.
  • Existen una serie de parámetros que, indirectamente, nos dicen cómo se está desarrollando el feto. Entre estos parámetros destacan:
    - El diámetro biparietal: O distancia entre los dos huesos parietales del cráneo del feto. Esto es una medida indirecta del desarrollo del cerebro del feto. Si no es posible su medición, hemos de pensar en una ausencia del desarrollo del cerebro (o “anencefalia”).
    - La longitud de su fémur: Se trata del hueso del cuerpo más largo, y el que mejor se relaciona con el crecimiento del esqueleto fetal.
    - La circunferencia del abdomen: Permite conocer el desarrollo de dicha cavidad. Si la ecografía es de suficiente resolución (cosa recomendable), podremos ver los diferentes órganos de esta cavidad: Estómago, hígado, riñones…
  • Disponemos de unas tablas que permiten conjeturar, en relación con el tamaño de estos parámetros, la edad gestacional real (cuántas semanas tiene el feto realmente), el peso y estatura del mismo, y si el desarrollo es el adecuado para las semanas de gestación.

Un repaso anatómico

Además de estos parámetros que, como hemos visto, tienen especial importancia a la hora de conocer cómo se está desarrollando el feto, la ecografía de las 20 semanas permite, tanto al médico que la realiza, como a la pareja que espera el feliz evento, repasar a su criatura “de arriba abajo”. Son visibles ya, a estas alturas, además de los huesos que veíamos antes:

  • La cavidad torácica: el corazón y los pulmones.
  • La columna vertebral también se ve de forma más o menos precisa, a lo largo de toda la longitud de la espalda del feto.
  • Cavidad abdominal: como hemos indicado antes, son fácilmente observables el estómago, el hígado y los riñones, entre otros órganos abdominales.
  • Los genitales: es un buen momento para conocer el sexo de la criatura, si no lo sabemos de antemano, y si ése es nuestro deseo.

Pero no sólo nos preocupamos por el feto en sí

En la ecografía de las 20 semanas, además de cómo crece el feto, tiene una importancia capital el estudio de:

  • La placenta: si ésta está adecuadamente insertada en el útero, si presenta malformaciones, si su posición respecto al feto es la adecuada o no. También se valora si se encuentra a suficiente distancia del cuello uterino, o si, por el contrario, ocluye el paso teórico del feto a través de éste (concepto denominado placenta previa).
  • El cordón umbilical: se intentará valorar si está formado por los vasos adecuados (dos arterias y una vena), y si presenta algún tipo de alteración en su morfología. La ausencia de alguno de los vasos citados puede indicar la presencia de alguna malformación más o menos severa. También se valora cómo queda unido a la placenta por un lado (si la unión es correcta o no), y al feto por el otro extremo (es decir, cómo entra en la cavidad abdominal del mismo).
  • El líquido amniótico: Sobre todo, la cantidad del mismo, dado que un defecto en cantidad de líquido amniótico puede indicar eventual sufrimiento fetal. Además, poca cantidad (lo que en medicina denominamos oligoamnios) sugiere malformación de los riñones del feto, puesto que la mayor parte del líquido amniótico procede de la vía urinaria fetal. Y un exceso (poliamnios) nos ha de hacer pensar en malformaciones de la vía digestiva (pues el feto “traga” el líquido a través de esta vía).

Fuente utilizada: 3ª edición de “Guía de Actuación en Atención Primaria” de la semFYC (Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria). Capítulos 20.10 y 24.20.

Otros contenidos del dosier: Pruebas durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test