Amniocentesis

¿Cómo se efectúa el examen?

La amniocentesis se realiza por punción en la cavidad uterina de la mujer embarazada. El examen se efectúa a los 3 o 4 meses de embarazo (a partir de la decimocuarta semana de amenorrea). Se practica bajo control ecográfico, lo cual permite precisar la edad del feto, además de su posición y la de la placenta. La punción es más impresionante que dolorosa. A menudo se hace sin anestesia local, dado que esta última requeriría también una inyección, que sólo anestesiaría la piel.
El proceso debe practicarse con precauciones de asepsia (ausencia de gérmenes microbianos) para evitar cualquier riesgo de infección. El examen se realiza sin hospitalización y sólo dura unos minutos. A continuación requiere dos días de reposo, a causa de las pequeñas contracciones que puede provocar. El principal peligro de la amniocentesis es el aborto espontáneo por fisuración de las membranas. Aunque el proceso se efectúe correctamente, esta complicación se presenta entre el 0,5 y el 1% de los casos.

¿En qué circunstancias?

Te aconsejarán la amniocentesis si tienes 35 años o más, si en la ecografía te han detectado alguna anomalía o si el resultado de un análisis de sangre (estudio de los marcadores séricos) puede señalar una posible trisomía;
también se propone en caso de antecedentes de anomalías genéticas o cromosómicas en los padres o en un primer hijo trisómico.
Finalmente, pasado el cuarto mes de embarazo (semana 20 de amenorrea), se puede prescribir una amniocentesis para controlar la posible incompatibilidad de los grupos sanguíneos entre la madre y el feto (cuando hay riesgo de enfermedad hemolítica en el neonato): permite medir el índice de bilirrubina (que refleja la intensidad de la incompatibilidad) y decidir qué tratamiento se debe aplicar.
En otros casos también permite evaluar la maduración pulmonar del feto o averiguar si sufre una infección.

¿Otra alternativa?

Algunos equipos médicos proponen sustituir la amniocentesis sistemática después de los 35 años por un examen de detección a todas las mujeres embarazadas. Este examen incluye una medición de la nuca del feto durante la ecografía de 12-13 semanas de amenorrea y un análisis específico de la sangre de la madre (determinación de los indicadores séricos). En función de los resultados, a continuación, el médico practicará o no una amniocentesis. El objetivo es reducir el número de amniocentesis y, con ello, el número de accidentes provocados por esta extracción.

Diagnóstico prenatal

Incompatibilidad Rh

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

8 posturas para dar el pecho
8 posturas para dar el pecho

¿Has elegido dar el pecho a tu bebé? Descubre las distintas posturas y las normas básicas para darle de mamar...

Aprende a darle un baño seguro a tu bebé
Cómo decorar una habitación infantil
¿Qué debe saber tu hijo si se pierde?
Tips para estar guapa durante el embarazo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test