Calostro

El calostro, que se produce en las horas que siguen al nacimiento del bebé, presenta un bajo contenido en azúcar y en lípidos; al igual que la leche materna, aporta al recién nacido unos factores de defensa insustituibles, que le protegen contra numerosas infecciones. Contiene inmunoglobulinas A, anticuerpos de protección de la mucosa digestiva y linfocitos B y T, que intervienen en la protección de la mucosa del intestino.
cillus bifidus (presente, sobre todo, en el tubo digestivo), favorecen la implantación de una flora intestinal favorable a una buena digestión (con las bacterias saprofitas), reduciendo así el riesgo de gastroenteritis en el bebé.

Destete

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test