Cuerpo lúteo

Cuando cada mes, dentro de un ovario se rompe un folículo para liberar un óvulo, en la cavidad creada se desarrolla una glándula cuyas grandes células amarillas que contienen luteína segregan progesterona (hormona responsable, sobre todo, del aumento de la temperatura corporal en la segunda parte del ciclo).
Si el óvulo no está fecundado, el cuerpo lúteo se marchita y degenera, comportando una disminución de la secreción de progesterona y la aparición de la menstruación, que marca un nuevo ciclo. En cambio, si el óvulo es fecundado y se implanta en el útero, su capa periférica, o trofoblasto, segrega la hormona coriónica gonadotrófica (HCG), que favorece la persistencia del cuerpo lúteo durante los dos o tres primeros meses del embarazo.
En efecto, la progesterona es indispensable para el mantenimiento de la implantación del huevo en el útero. Cuando el trofoblasto, la futura placenta, por fin es capaz de segregar la progesterona necesaria para la supervivencia del embrión, el cuerpo lúteo se retrae y desaparece.

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Bebé y verano: errores a evitar
Bebé y verano: errores a evitar

El verano es sinónimo de calor y, en la mayoría de casos, de calor fuerte e intenso. Y precisamente porque los más...

Beneficios de hablar al bebé
Conoce beneficios del baño de sol para tu bebé
Embarazo: sobrellevar el calor
Cuida tus pezones durante la lactancia
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test