Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es frecuente al final del embarazo y después del parto, y puede persistir después del nacimiento del bebé. Para tratarla y prevenirla, la mejor solución es efectuar la reeducación del perineo que se propone después del parto.
Algunas mujeres están particularmente expuestas a la incontinencia urinaria después del parto. Las que presentan ciertas especificidades anatómicas (mala calidad de los tejidos del perineo, por ejemplo), las que han dado a luz a un bebé muy grande (de más de 4 kg) y las que han tenido un parto difícil, con extracción instrumental o desgarro del perineo (el carácter preventivo de la episiotomía en el riesgo de incontinencia urinaria es muy controvertido).
Si después de 10 a 20 sesiones de reeducación del perineo la incontinencia urinaria persiste, y transcurridos seis meses, es preciso consultar con el ginecólogo y plantearse un tratamiento más especializado.
En ciertos casos se precisa una intervención quirúrgica.

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test