Malestar

Al comienzo del embarazo, un malestar importante asociado a dolores en el abdomen puede ser indicio de un embarazo extrauterino o de un aborto espontáneo.
Posteriormente, puede ser indicio de afecciones benignas, las cuales son frecuentes: una hipotensión ortostática (en caso de paso brusco a la posición de pie), o también de una hipoglucemia (descenso del índice de azúcar en la sangre). Con menor frecuencia, puede tratarse de una anemia (en este caso, el malestar aparece durante un esfuerzo y se asocia al jadeo y a un aumento del ritmo cardíaco).
Al final del embarazo no es raro que se sienta malestar en posición tendida sobre la espalda. Este fenómeno es de origen anatómico: el útero, que ahora es voluminoso, comprime los vasos sanguíneos grandes (venas aorta y cava), lo cual dificulta el retorno de la sangre hacia el corazón. La prevención consiste en tenderse preferentemente sobre el lado izquierdo.
Aparte de estos problemas propios de las mujeres embarazadas, un malestar intenso puede estar asociado a distintas afecciones preexistentes (o no) al embarazo, como la epilepsia o una enfermedad cardíaca, por ejemplo.

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test