Obstrucción mamaria

Al comienzo de la lactancia, es posible que el neonato no succione con bastante fuerza los pechos de la madre. No los vacía por completo, de modo que éstos se mantienen duros y tensos, y duelen. En este caso, la madre puede presentar una fiebre moderada (38 ºC). El tratamiento consiste en dar el pecho muy a menudo al bebé, aplicar cataplasmas locales y presionar los pechos alrededor de las areolas para vaciarlos.

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test