Shock obstétrico

Actualmente, los casos de shock obstétrico normalmente son resultado de una hemorragia aguda
que se produce durante el alumbramiento, responsable, entre otras cosas, de una fuerte bajada de la
tensión arterial. El shock también
puede ser de origen infeccioso, aunque con el uso de los antibióticos esta causa va siendo menos frecuente. Antes, los abortos clandestinos eran una de las principales causas de shock infeccioso.
El tratamiento de un shock obstétrico consiste, en primer lugar, en eliminar la causa (hemorragia, foco infeccioso) y paliar urgentemente sus consecuencias: con reanimación, liberación de las vías respiratorias, administración de oxígeno, perfusión, transfusión…

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test