La cesárea: los tipos y sus diferentes etapas

Existen varias situaciones en las que se aconseja practicar una cesárea:

  • El bebé parece muy frágil para salir por vía natural
  • No es la primera cesárea de la madre, por lo que la pelvis es muy estrecha y el bebé es demasiado grande para pasar sin provocar problemas
  • La madre ya ha tenido dos cesáreas. En ese caso, el parto natural se desaconseja por completo
  • El bebé no está bien colocado y no puede pasar por vía natural sin provocar una hemorragia interna en la madre
  • El bebé está en posición transversal 

Preparación a la cesárea: la anestesia

Una vez en el quirófano, la madre puede recibir la epidural (la anestesia más habitual hoy en día), la raquianestesia (anestesia local) o una anestesia general. Las tres técnicas dependerán de la necesidad de la madre o de las exigencias médicas.

Cesárea según la técnica clásica

Existen dos técnicas para realizar una cesárea. La primera, la técnica conocida como clásica, se practica cuando no es la primera cesárea de la mamá, y cuando los tejidos son muy duros, están pegados entre ellos y, por lo tanto, es muy difícil separarlos. En ese caso, el cirujano recurrirá a algunos instrumentos (bisturí, tijeras y pinzas).

El cirujano realiza varias incisiones sobre los tejidos superpuestos (abdomen y útero) para llegar al bebé. Después de romper la bolsa de agua, extraerá el bebé del vientre de la madre.

Cesárea según la técnica de Cohen

Es la técnica más sencilla y la más utilizada en los últimos años, aunque en muchas situaciones no queda más remedio que recurrir a la técnica clásica. En este caso, no se necesita material médico (aparte del bisturí, que servirá para realizar pequeñas incisiones). El cirujano solo utilizará los dedos para separar la piel y así permitir la salida de la cabeza del bebé.

El cirujano, que en todo momento utiliza las manos, coge con mucho cuidado la cabeza del bebé para guiarlo y, poco a poco, el cuerpo va saliendo del cuerpo de la madre. En cuestión de segundos, el cuerpo del recién nacido habrá salido del vientre materno.

La-sortie-du-bebe-avec-la-methode-Cohen

Desprendimiento de la placenta

En los dos casos de cesárea, después de la extracción del bebé, el ginecólogo retirará la placenta con la ayuda de las manos. Es la etapa conocida como "alumbramiento". Después de comprobar que la cavidad uterina está bien vacía, se pueden efectuar los puntos de sutura.

Sutura post-cesárea

Después de extraer el bebé del vientre materno y de retirar la placenta, se realizan los puntos de sutura. Una vez la cavidad uterina esté totalmente vacía, el médico pasará a suturar la incisión, ya sea con hilos o con grapas. Estos puntos se retirarán 6 días después de la intervención.

En el caso del método clásico, la operación dura poco más de una hora. La madre estará hospitalizada al menos una semana, el tiempo que necesitará para poder ponerse en pie y valerse por sí misma.

Con la técnica de Cohen, la operación solo dura tres cuartos de hora. Y, por si esto te pareciera poco, la recuperación de la madre es muy rápida y podrá ocuparse de su hijo el mismo día.

La-suture-post-cesarienne

Cuidados de la cicatriz

La cesárea deja una cicatriz horizontal de entre 10 y 15 centímetros de largo. Pero debes tener en cuenta que tiende a atenuarse con el paso del tiempo. Después de unos años, tan solo quedará una fina línea de un color más claro que el resto de la piel. Pero hasta entonces, no olvides que debes cuidar la herida para acelerar y favorecer la cicatrización:

  • Utiliza steri-strips después de retirar los puntos o las grapas; se trata de una especie de suturas cutáneas adhesivas que ayudan a cicatrizar heridas superficiales
  • Después de lavarte bien las manos, limpia a conciencia la cicatriz, ya sea con Betadine o con otros productos adaptados
  • En la ducha, evita frotar la zona de la cicatriz y sécala bien
  • Evita cualquier tipo de esfuerzo (carga de peso, deportes de alta intensidad, musculación o incluso ataques de risa)
  • Evita la exposición al sol durante los primeros meses después de la intervención
  • Cuando la cicatriz esté bien cerrada, masajéala de vez en cuando. Esto ayudará a suavizar la piel y evitará que se endurezca con el paso del tiempo

L. Jeunet

Otros contenidos del dosier: Cesárea

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test