Dar a luz a gemelos: lo que necesitas saber

Doble fuente de ansiedad y angustia para las futuras madres de gemelos, todo el proceso del parto requiere información completa y precisa. La mayoría de hospitales organizan reuniones mensuales en presencia de médicos, pediatras, psicólogos y miembros de asociaciones relacionadas con el tema para informar a los futuros padres sobre esta aventura. 

El embarazo gemelar, un embarazo de riesgo

El embarazo gemelar se conoce por ser un embarazo de riesgo puesto que todas las posibles complicaciones de un embarazo "clásico” se ven multiplicadas por dos. “La prematuridad –más del 50% de los partos se producen antes de las 37 semanas- la hipertrofia fetal (pequeños bebés), enfermedades como la hipertensión arterial, la presencia de proteínas en la orina o diabetes son situaciones frecuentes en los embarazos gemelares”, precisa el Dr. Bounan. Era el caso de Maria, 35 años, que debido a la hipertensión arterial, le provocaron el parto de sus gemelos, Luis y Victoria, a las 38 semanas. “Tenía mucho miedo, sobre todo porque la preparación clásica para el parto en el hospital mezcla los diferentes embarazos y no responde a nuestras cuestiones específicas, madres de gemelos. Al final, todo fue bien, tuve un parto vaginal."

¿Por vía natural o por cesárea?

Aproximadamente el 40% de los partos de gemelos se realizan por cesárea. Esta opción viene determinada por el riesgo de que los bebés muy pequeños y frágiles -puesto que lo más frecuente es que sean prematuros- no resistan las contracciones y se encuentren sufriendo. Otro factor que determina si debe optarse por una cesárea: el embarazo monoamniótico (los dos bebés están en la misma bolsa con una sola placenta), puesto que los gemelos corren el riesgo de enredar el cordón de uno alrededor del otro. O incluso la existencia de una cicatriz en el vientre de la madre, debido a una cesárea anterior. "Podemos imaginar que puede desgarrarse y encontrarnos ante una ruptura uterina. No vamos a correr ese riesgo", indica el Dr. Bounan. Pero como explica el especialista, dejando a parte estas normas muy precisas, no existe ninguna contraindicación para el parto de gemelos por vía natural. Una opción a la que además se da preferencia, tanto en la clínica de Port Royal como en la mayoría de hospitales de Francia. La cesárea no es una fatalidad. “Para acordar el parto vaginal, es necesario que el segundo gemelo no sea más grande que el primero, puesto que podría tener dificultades para salir. El peso de cada uno está determinado previamente en la ecografía”, precisa el ginecólogo-obstetra. Por suerte, María se encontró en esta situación, puesto que el primer bebé era más grande y venía de cabeza, y el segundo era más pequeño y se presentaba de nalgas.

¿Cómo se desarrolla el parto?

Por vía natural, el primer bebé nace prácticamente como si viniera un único niño. “La matrona observa a la madre cada hora, vigila la dilatación del cuello y deja que el bebé descienda, precisa Stéphane Bounan. El médico siempre está presente. También hay dos matronas y una anestesista, así como uno o dos pediatras en la puerta de la sala en caso de que se requieran cuidados más específicos, si por ejemplo se produce una prematuridad avanzada. No se puede realizar un parto de gemelos con total intimidad", subraya. A continuación, la cuestión recae sobre el segundo gemelo. Si el bebé coloca la cabeza en la pelvis de su madre, en ese caso, vendrá como el primero. Si el bebé viene de nalgas, iremos a buscar los pies para después extraerlo, el primer bebé ya le habrá dejado espacio. Se detiene la occitocina, la hormona que favorece las contracciones, para dejarle el espacio de la gran cavidad. Si está colocado transversalmente, se practica una maniobra obstétrica que se denomina versión grande extracción para colocarlo de nalgas”, explica el médico. A veces, la salida de un segundo gemelo puede resultar más difícil o imposible, por lo que se opta por la cesárea. "Incluso si se ha acordado el parto vaginal, nunca es algo 100% seguro", advierte el obstetra. “Podemos imaginar que se hará una cesárea en algún momento del parto, por ejemplo, cuando veamos que un bebé no soporta las contracciones y presenta una anomalía cardíaca".

En cuanto a la duración, el parto de gemelos apenas dura más tiempo. Pero la diferencia es realmente insignificante, asegura Stéphan Bounan. Sólo pasan algunos minutos entre el nacimiento de uno y otro. Se recomienda fervientemente la epidural para asegurar la comodidad y tranquilidad de la paciente, excepto cuando esté contraindicado.

¿Y después del parto?

Por cesárea, las hemorragias son más frecuentes, puesto que el útero está más grande y distendido. Aparte del aspecto físico, no debéis dudar en pedir ayuda a asociaciones y psicólogos para hacer frente a este cambio radical de vida. “Me ha ayudado mucho poder compartir mi experiencia con otras madres de gemelos y escuchas sus consejos sobre cuestiones prácticas, como la lactancia”, confía María. Un ejemplo a seguir para que la aventura se desarrolle con toda la calma posible.

I. Frenay

Fuentes:

- Le grand livre de ma grossesse (El gran libro de mi embarazo), Prof. Jacques Lansac, editorial Eyrolles
- Entrevista del Dr. Stéphane Bounan, ginecólogo y obstetra de la clínica de Port Royal
- Entrevista a María, madre de gemelos.

Otros contenidos del dosier: Parto y nacimiento

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test