Cuidados para curar la cicatriz de la cesárea

Un buen seguimiento de la herida así como una buena higiene, la aplicación de cremas, los automasajes y/o los masajes de un fisioterapeuta permitirán difuminar la cicatriz de la cesárea.

Cicatriz de la cesárea: primeros cuidados en casa

Mientras estabas en el hospital, el personal sanitario se encargaba de los cuidados de la herida de la cesárea. Una vez en casa, tendrás que tomar el relevo. Los cuidados de los primeros días son importantes para el futuro de la cicatriz. "Primero tienes que lavar la herida, incluso si todavía no tiene buena pinta y supura", aconseja Anna Roy. Enjabona bien con un jabón íntimo o con jabón de Marsella, sin frotar demasiado, luego seca bien con una toalla de aseo que solo utilices para este uso. Solo una herida limpia puede curarse correctamente. La herida de la cesárea suele estar muy viva durante 15 o 20 días. "Estaría bien que una matrona supervisara la herida durante las tres primeras semanas", considera Anna Roy. Si esta constata que la cicatrización no se hace correctamente puede prescribir cuidados locales para mejorar el aspecto estético.

Cicatriz de la cesárea: masajes en una segunda etapa

Una vez que la cicatriz deja de sangrar, ya no supura, y tiene un aspecto consolidado, es decir, de cicatriz cerrada, es conveniente masajear cada día para mejorar su aspecto. Esto permite ablandarla y evitar las adherencias que forman los pliegues sobre la cicatriz. Por las mañanas, realiza pequeños masajes en círculos con tus dedos sobre la cicatriz con una crema hidratante y secante (del tipo Cicalfate o Cicaplast) y vuelve a masajear por la noche, esta vez con un aceite. "Este va a seguir actuando durante la noche", apunta la matrona. Esta última aconseja utilizar un aceite bio sin parabenos ni productos químicos, por ejemplo un aceite de almendras dulces. Continúa con estos masajes hasta que el aspecto exterior sea satisfactorio.

Sin embargo, estos automasajes no actúan en profundidad. Por ello, sería interesante acompañarlos de la intervención de un fisioterapeuta a las 6 u 8 semanas de dar a luz. "El objetivo de los masajes es dar elasticidad y sensibilidad a toda la zona de la cicatriz. Los masajes tienen igualmente un papel analgésico", explica Jean-Marc Stanislas. Este trabajo permite despegar las adherencias en profundidad. El fisioterapeuta también tiene por objetivo hacer que la cicatriz quede lo más estética posible. "Estos masajes específicos y adaptados a cada cicatriz atenúan la imperfección y permiten conseguir una cicatriz que casi no se aprecie", informa el masajista fisioterapeuta. Al cabo de 2 o 3 sesiones ya se empieza a ver una mejoría y los resultados finales se obtienen en unas diez sesiones más o menos. Estas pueden tener lugar durante las sesiones de reeducación abdominal o fuera de ellas.

Cicatriz de la cesárea: algunas reglas que respetar

Para evitar que la cicatriz se hunda, debes renunciar a las braguitas de talle bajo. Su goma roza y se apoya sobre la cicatriz "lo que acaba provocando la formación de dos pliegues, uno por encima y otro por debajo de la cicatriz", advierte Anna Roy. Es mejor que uses braguitas de talle alto o si no, de talle muy bajo. Durante el primer año después de la cesárea, y sobre todo durante los 6 primeros meses, no expongas la cicatriz al sol, se podría pigmentar.

Si, a pesar de todos estos cuidados, no estás satisfecha con la cicatriz, siempre puedes someterte a una cirugía correctiva, pero con la condición de no querer más bebés después. "Si las mujeres quieren volver a ser madres, se les aconseja esperar a la cesárea de después para operarse", informa la matrona. Antes de lanzarte a una operación, puedes probar primero unas sesiones de masajes con un fisioterapeuta. "El masaje puede mejorar una cicatriz de cesárea antigua, incluso de hasta 5 años", explica Jean-Marc Stanislas. Dos o tres sesiones te permitirán ver un principio de mejoría. Si ese no fuera el caso, no vale la pena continuar.

A.S. Glover-Bondeau

Fuentes:

  • Entrevista con Jean-Marc Stanislas, masajista fisioterapeuta y ergoterapeuta en Neuilly-sur-Seine (Francia), el 22 de mayo de 2015.
  • Entrevista con Anna Roy, matrona en el hospital Bluets (Francia), el 20 de mayo de 2015.

Otros contenidos del dosier: Postparto

Comentarios

Artículos destacados

Embarazo: sobrellevar el calor
Embarazo: sobrellevar el calor

No es nada fácil estar embarazada cuando suben las temperaturas: se hinchan pies y manos, aumenta la sudoración, nos...

Cuida tus pezones durante la lactancia
Hidrocefalia en recién nacidos
Cómo superar la depresión posparto
El efecto analgésico de amamantar
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test