¡Prepararse para el parto con acupuntura!

¡Todas las embarazadas pueden aprovechar los beneficios de la acupuntura! Disciplina que procede de la medicina china, esta práctica se utiliza para flexibilizar el cuello del útero y ayudar al bebé a colocarse en la posición correcta para un parto vaginal, pero también para desencadenar las contracciones en caso de que el parto se adelante.

Acupuntura: agujas para facilitar el parto

La idea de un parto rápido es muy atractiva… Para poner la suerte de vuestra parte, podéis consultarlo con un acupuntor especializado en el acompañamiento de embarazadas, tres semanas antes de la fecha prevista para el parto, y también una semana antes. “Dos sesiones de una hora os permitirán preparar el cuello del útero para que el día del parto se flexibilice lo necesario.
Gracias a unas agujas muy finas colocadas en lugares específicos del cuerpo (en la planta del pie y en la parte interior del abdomen principalmente) durante unos veinte minutos, la madre relaja al mismo tiempo los músculos y el sistema nervioso.
Con las mismas contracciones, el trabajo puede reducirse al menos dos horas gracias a esta relajación”, explica Caroline Viry, comadrona y acupuntora. Además de ayudar a que el cuello uterino se relaje el día del parto, las sesiones por lo general permiten experimentar una relajación inmediata.

Acupuntura: ayudar al bebé a darse la vuelta

En la ecografía del octavo mes o en el momento de la exploración clínica, vuestro médico o comadrona observa la posición del bebé en el vientre. Si la cabeza está en la parte inferior, entonces puede realizarse un parto vaginal. Si el bebé tiene la cabeza en la parte de arriba (presentación de nalgas completas) o si está mal colocado, las sesiones de acupuntura pueden resultar interesantes.
La idea consiste en estimular zonas concretas del cuerpo para favorecer el movimiento e incitar al bebé a colocarse en la posición adecuada para el parto. “En la 33ª semana de embarazo, les propongo a las futuras mamás que hagan un par de sesiones con algunos días de descanso entre ambas. Esta vez no utilizaré agujas, sino un palito de artemisa (planta conocida por sus virtudes terapéuticas), que caliento y acerco a un punto concreto del cuerpo para estimularlo".
"Para favorecer los movimientos del bebé, coloco el palito de artemisa caliente a algunos centímetros de la piel, en la zona de los dedos de los pies de la madre. Como en el caso de las agujas, esta técnica resulta dulce y no es dolorosa”, prosigue Caroline Viry. El enorme interés de este método radica en el hecho de que la estimulación de este punto puede incitar al bebé a darse la vuelta sobre sí mismo sin ningún gesto invasivo.

Adelantamiento del parto y acupuntura

Según un proverbio chino, “cuando el bebé es prematuro, toma el destino por su mano y nace”. Ahora bien, si se retrasa y el niño no da señales de nacer, las contracciones pueden incitarse con la ayuda de la medicina china. “Se trata de dar movimiento y energía al cuerpo colocando agujas principalmente en la mano, entre el índice y el pulgar, detrás del maléolo externo de los pies o incluso en la parte inferior de la espalda o sobre la línea de los hombros, en función del diagnóstico.
A menudo, las contracciones aparecen al cabo de una sesión”, explica la especialista. Otro pequeño truco: tener relaciones sexuales puesto que el esperma contiene un agente natural que contribuye a “madurar” el cuello del útero; en este caso es importante que el hombre eyacule dentro de la vagina.

Sesiones de acupuntura en la sala de partos

Cada vez hay más comadronas formadas en acupuntura puesto que se dan cuenta de los beneficios de su práctica en el momento del parto. En el momento del parto también es posible que una comadrona formada en la medicina china os proponga colocaros agujas en puntos precisos del cuerpo para destensaros y aliviaros los dolores de espalda, pero también para relajar el perineo. “En algunos casos, esto puede evitar tener que recurrir a la episiotomía”, añade la comadrona.
Evidentemente, la acupuntura tiene sus límites, no siempre es eficaz y no puede hacer nada contra los dolores del vientre. Sin embargo, si estáis tentadas de probarlo, calculad entre 60 y 100 € por cada sesión de una hora. Sobre todo procurad escoger un acupuntor especializado en el seguimiento de embarazadas.
D. Bourdet
Fuente: entrevista con Caroline Viry, comadrona y acupuntora.
Otras fuentes:
- L'acupuncture autour de la naissance : bases scientifiques et état des lieux dans les versions, induction du travail et maturation du col (accesible en Internet).
- L'acupuncture autour de la naissance : analgésie durant l'accouchement (accesible en Internet).
- L'acupuncture autour de la naissance : bases scientifiques et état des lieux (accesible en Internet).

Otros contenidos del dosier: Preparación al parto

Comentarios

Artículos destacados

Siembra vaginal: ¿peligrosa para el bebé?
Siembra vaginal: ¿peligrosa para el bebé?

Si estás embarazada o piensas ser mamá en breve, es muy probable que estés valorando todas las opciones de parto y que...

Las complicaciones en el parto
¿Por qué el primer parto se suele retrasar?
Afrontar una cesárea programada
Azul serenity para la habitación del bebé
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test