Ideas para la decoración de la habitación de tu bebé

Pegatinas en forma de estrellas; doseles mágicos; bombillas personalizadas… Si quieres decorar la habitación del nuevo inquilino de la casa de forma divertida y original, no te pierdas estas 10 ideas originales, fáciles y económicas con las que conseguirás que su dormitorio luzca radiante.

Apuesta en la pared por un original dibujo… hecho por ti

No te compliques con excesivas virguerías o diseños complicados. Fíjate en un motivo que te inspire, elige tus colores favoritos y utiliza cinta de carrocero para delimitarlos. Conseguirás que su habitación se convierta en un refugio… único en el mundo.

Utiliza pegatinas para un espacio poco recargado

Utiliza pequeños stickers en forma de topos, estrellas o motivos geométricos, en paredes y superficies del dormitorio. Añade una nota brillante, aunque discreta, eligiendo acabados metalizados en oro, plata o cobre, una de las tendencias del momento.

Diseña un rincón mágico con un dosel

Como si durmiera bajo las estrellas, añade un divertido dosel o una estructura anclada a la pared, para superponer caídas de telas vaporosas y delicadas guirnaldas. 

Personaliza su dormitorio con fotografías y dibujos colgados

Tan sólo necesitarás una sencilla cuerda y unas pinzas decoradas, para colgar sus primeras fotografías que irás ampliando a medida que pasen los días y semanas. 

Elige blancos, negros y grises para un dormitorio atemporal

No renuncies al color: añade pequeños detalles en tonos pastel para el juego de cama y los complementos decorativos. Obtendrás una habitación fresca y luminosa, de marcado estilo nórdico.  

Recupera una antigua cómoda de cambiador 

Para aportar ligereza al dormitorio del bebé, píntala de colores claros y luminosos –blancos y grises pálidos. Añade un detalle divertido, sustituyendo los tiradores originales por piezas de aire infantil.  

Diseña tus propios móviles

Según tu habilidad, elige motivos más o menos complejos en forma de animales, flores, globos o figuras geométricas coloristas y divertidas. Cuélgalos en soportes de alambre, para que se muevan con facilidad: el pequeño descansará hipnotizado por sus colores y formas. 

Apúntate a la moda de las bombillas vistas

Añade un plus original diseñando tú mismo el cable y el portalámparas, usando una de las técnicas de punto de tendencia, como el crochet. 

Escoge una cuna que crezca y evolucione con el niño

Para que puedas utilizar el mobiliario recién comprado el máximo tiempo posible, elige una cuna que se transforme en cama infantil, en un pequeño sofá, una original mecedora o en un escritorio. ¡Las posibilidades son casi infinitas!  

Añade un elemento de pizarra en una de las paredes

Hasta que el pequeño empiece a usar la pizarra para pintar, ¿qué te parece usarla tú? Nada más personal para la habitación del bebé.

HOUZZ

Otros contenidos del dosier: La habitación del bebé

Comentarios

¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test