Consejos para madres solteras

Los peligros de la fusión

«Una relación demasiado exclusiva es peligrosa, tanto para la madre como para el niño», explica la psiquiatra infantil Catherine Jousselme-Graindorge. «Si la madre cree que va a poder colmar todos los deseos de su hijo, responder a todas sus necesidades, por fuerza acabará experimentando varias decepciones y desilusiones muy difíciles de asumir. Y más tarde, sin duda alguna, tendrá que cargar con un pesado sentimiento de culpabilidad… En cuanto al niño, ¿cómo no va a sentirse asfixiado, encerrado, en ese tándem? También existe el peligro de que se convierta en una persona tiránica y que aparezca el consiguiente agotamiento materno… El síndrome del emperador o, lo que es aún peor, la confusión de géneros que provocan esas madres que, al hablar de sus hijos, dicen «el hombre de mi vida»… Esta relación de fusión puede causar graves estragos en la construcción de la identidad del niño.

Salir del aislamiento y dejar que un padre postizo ocupe su lugar

«Es indispensable que intervenga una tercera persona para impedir que esta relación asfixiante tenga lugar –explica la psiquiatra infantil–. Este triángulo es vital, ¡porque permite que el niño pueda respirar!». El niño necesita perspectivas diferentes. Su madre debe ofrecerle la posibilidad de entrar en contacto con una o varias figuras paternales que colmarán, indirectamente, las carencias que va a sufrir. Un tío, un amigo, un compañero, etc., alguien que pueda encarnar, simbólicamente, una representación masculina, así como representar el papel de padre postizo.

Debemos recalcar que la madre no debe en ningún caso mantener esa relación de exclusividad con su hijo, sino, por el contrario, permitir que esas personas ayuden a identificar el rol del padre.

Hay que escapar del aislamiento y recurrir a otros adultos (niñera, marido de la niñera, etc.).
En cuanto tengas la menor duda respecto a lo que hacer o lo que decidir, solicita ayuda. Primero háblalo con el pediatra o con tu médico de cabecera. Pero no dudes en recurrir a un terapeuta para tener las ideas claras y ahorrarte numerosos errores…

Por último, aprovecha la oportunidad que te brindan las asociaciones de madres solteras. Documéntate y aprende de la experiencia de las otras. ¡No tienes nada que perder!

Derecho a conocer la verdad

Al crecer, el niño querrá saber de dónde viene. ¿Por qué no tiene padre? ¿Cómo contárselo? ¿Qué palabras utilizar?

Recurre a una persona cercana, o incluso a un terapeuta, si no te sientes preparada para hablar con tu hijo. Pero debes ser lo más clara posible. Tiene derecho a conocer, a grandes rasgos y en cualquier caso, la verdad. Lo primordial es que sepa que fue un niño deseado.

A. Leduc

Otros contenidos del dosier: Prepararse para ser madre

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test