Filtros solares químicos y físicos: ¿qué crema elegir?

¿En qué se diferencian?

Por lo general, las cremas solares están compuestas por una mezcla de aceites, agua, sustancias que filtran los rayos ultravioleta (rayos UVA y UVB), conservantes y aditivos con diversas propiedades (perfume, facilidad de aplicado, etcétera). Encontramos dos tipos:

  • Filtros químicos: absorben los rayos ultravioleta y actúan durante 30 minutos tras su aplicación.
  • Filtros físicos o minerales: actúan como escudo reflejando la luz solar. Existen dos tipos de filtros físicos: de dióxido de titanio y de óxido de cinc.

Escoge preferentemente filtros físicos

Como al comprar cualquier producto cosmético, antes de elegir, debemos leer detenidamente la larga lista de ingredientes, aunque sea un poco fastidioso. Eso sí, en principio es preferible dejar de lado los filtros químicos. ¿Por qué? Según los especialistas, pueden conllevar ciertos riesgos. En concreto, se sospecha que pueden alterar el sistema hormonal, es decir, actuar como disruptores endocrinos. En los últimos años, se han publicado estudios que señalan un aumento de la incidencia de trastornos, principalmente en los órganos reproductivos, así como en la fertilidad, atribuibles a los disruptores endocrinos. En resumen, los filtros químicos pueden afectar a nuestro organismo. Además, también son tóxicos para la fauna submarina y los corales. Por lo tanto, por prudencia, es preferible no usarlos.

¿Significa eso que debamos fiarnos de los filtros físicos con los ojos cerrados? En absoluto, ya que, para hacer las cremas más fluidas, los fabricantes tienen la mala costumbre de añadirles nanopartículas. Para comprobarlo, debemos leer la etiqueta, en busca del afijo nano en la lista de ingredientes. Además, hay que fijarse en ciertos aditivos y conservantes, como la trietanolamina, que sirve como regulador del pH, emulsionante, tensoactivo y agente cobertor. O el disodium EDTA, que contiene metales pesados y siliconas, añadido para mantener la estabilidad y la viscosidad de la crema.

Consejos

La crema solar perfecta no existe. ¿Cómo elegir entonces? En general, cuantos menos ingredientes contenga, mejor, ya que, a mayor cantidad de sustancias, mayor probabilidad de encontrarnos con tóxicos y alérgenos.

  1. Comprueba que la crema protege tanto de los rayos UVA (aumentan el riesgo de cáncer) como de los UVB (provocan quemaduras y melanomas).
  2. Cerciórate de que se trata de un filtro físico.
  3. Asegúrate de que no contenga nanopartículas.
  4. Busca cremas con sello ecológico, como Ecocert y Cosmébio, cuyo pliego de condiciones prohíbe el uso de ciertas sustancias tóxicas. Ojo con los reclamos publicitarios «verdes» (palabras como «eco» o «natural»). Por ello, comprueba siempre la lista de ingredientes.

Protégete

Como hemos explicado, las cremas solares contienen algunas sustancias que pueden perjudicar a la salud. Con todo, se pueden utilizar, aunque también conviene que reducir la exposición al sol, del que hay que disfrutar con seguridad.

S. Bourquin

Otros contenidos del dosier: Protege tu piel

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test