El lifting de muslos

El lifting de muslos, ¿para quién?

La piel de los muslos es particularmente sensible porque es muy fina y sus fibras elásticas son frágiles. Cuando la piel es de buena calidad, flexible y tónica, la liposucción puede ser suficiente para restablecer las líneas estéticas de los muslos. Sin embargo, cuando la piel se encuentra deteriorada y no tiene un potencial adecuado de retracción, la liposucción no basta.
El lifting se recomienda para  muslos con antiestéticas estrías, flácidos y caídos. Se busca eliminar el exceso de piel (ptosis cutánea) que puede, según el caso, estar más o menos asociado al exceso de grasa.

Las causas del estiramiento excesivo de la piel son su envejecimiento natural, factores hereditarios, cambios de peso importantes, pérdida masiva de peso, por ejemplo tras una cirugía bariátrica (cirugía para la obesidad) o embarazos.

Esta intervención está indicada más allá de las razones estéticas, para las personas cuyos muslos al caminar se rozan entre sí, con el resultado de irritación y escoceduras. La fricción es aún más evidente y desagradable en personas que naturalmente tienen los muslos muy juntos.
 

Las contraindicaciones

• Aparte de las contraindicaciones generales (riesgos altos por la anestesia), los riesgos de embolia y flebitis son una contraindicación relativa y se requiere mayor prudencia y exámenes complementarios. En todos los casos se prescribe un tratamiento anticoagulante.
• Es imprescindible que el paciente haya alcanzado un peso cercano al peso ideal antes de programar la cirugía.
• Una infección local es una contraindicación mientras no esté curada, para evitar cualquier riesgo de infección después de la intervención.

El lifting de muslos, ¿cómo se hace?

Antes de la operación
Se necesitan de una a dos consultas preoperatorias: el cirujano debe explicarle al paciente todos los detalles de la intervención y debe darle un presupuesto. La cita con el anestesiólogo es obligatoria y debe tenerse al menos 48 horas antes de la intervención.

Desarrollo de la cirugía
El lifting de muslos se realiza bajo anestesia general. La duración de la hospitalización es de uno a dos días, dependiendo de la importancia de la cirugía. La duración de la intervención es de entre una o dos horas, según los procedimientos quirúrgicos que se realicen y las técnicas utilizadas por el cirujano plástico.

La intervención suele comenzar con la liposucción (o lipoaspiración) de la cara interna del muslo para corregir el exceso de grasa. Los depósitos de grasa se absorben por medio de cánulas muy finas (4 mm) con el fin de preservar la calidad de la piel delicada de esta zona y obtener un resultado sin irregularidades.

Después de la liposucción, el cirujano procede con incisiones que permiten eliminar el exceso de piel para así levantar el muslo.
 
La longitud y la ubicación de las incisiones están adaptadas a cada caso y difieren en función de la cantidad de exceso de piel que se debe eliminar. Estas se habrán decidido durante las consultas preoperatorias.

Hay tres grandes familias de técnicas:

La técnica con incisión vertical
Se realiza cuando el paciente tiene exceso de piel significativo. La  incisión se realiza a lo largo de la cara interna del muslo. Su longitud depende de la cantidad de piel que se tenga que retirar.

La técnica con incisión horizontal
Se lleva a cabo cuando el exceso de piel es moderado y localizado en la parte superior de los muslos. Esta es la técnica que permite las cicatrices más discretas debido a su ubicación en los pliegues naturales de la piel. La incisión puede esconderse en la ingle y  pliegue glúteo. La piel se estira hacia arriba y hacia el interior. Se elimina el exceso de piel y la piel estirada se cierra en los pliegues naturales de la parte superior del muslo.

La técnica mixta (combina las dos técnicas descritas anteriormente)

Una vez hecha la incisión, tras una posible liposucción, el médico elimina el exceso de piel. La piel estirada se sujeta con suturas profundas para prevenir una futura flacidez de la piel, evitar que la cicatriz descienda y asegurar un resultado armonioso por mucho tiempo. La superficie interna de los muslos recupera de esta manera una tensión homogénea y estética. Al salir de la sala de operaciones, el paciente llevará una compresión con bandas elásticas adhesivas.

Después de la cirugía

El dolor es generalmente leve y similar al de agujetas. El normal sentir cansancio durante unos pocos días o una semana, dependiendo sobre todo de la cantidad de grasa que se haya aspirado. Tomar analgésicos simples permite prevenir o mitigar el dolor.
El edema (hinchazón) y los moratones son normales después de la operación, y por lo general desaparecen después de dos a tres semanas.
Debido a que las cicatrices están ubicadas en zonas húmedas, inicialmente el cuidado debe ser diario. Se les pide a los pacientes higienizarse una o dos veces al día. Al igual que con una episiotomía durante el parto, se recomienda la ducha y si es necesario, el secado con secador de pelo. Para una buena cicatrización se recomienda llevar ropas holgadas.

Para evitar el riesgo de discromía (cicatrización con un trastorno de color) se solicita al paciente proteger la cicatriz del sol y de los rayos UV con una pantalla total durante los primeros seis meses.
Las vendas elásticas se llevan durante un mes y luego se reemplazan por medias de contención por 15 días (este periodo se podrá ampliar para pacientes con riesgos de sufrir flebitis o embolia).
Durante los primeros días caminar puede ser un poco incómodo, pero está permitido para disminuir el riesgo de flebitis. Para este fin se suele prescribir terapia anticoagulante durante 10 días (o más, según el caso). Por al menos un mes se recomienda evitar movimientos amplios o bruscos y practicar  deportes, para evitar aumentar la tensión en las cicatrices.

Riesgos y complicaciones

Las complicaciones son raras pero el cirujano tiene la obligación de mencionarlas: flebitis, embolia pulmonar, hematomas, infección, complicaciones linfáticas, trastornos de la cicatrización,  alteración temporal de la sensibilidad de los muslos o asimetría. Un profesional cualificado y competente evitará complicaciones o en su defecto, podrá limitarlas y tratarlas eficazmente.

Los resultados

Los resultados del lifting de muslos son inmediatos, a pesar del edema temporal. Los resultados de esta operación estética son en  general excelentes si se respetan las indicaciones y contraindicaciones. El paciente puede apreciar el resultado definitivo después de cinco o seis meses de la operación, el tiempo necesario para completar la reabsorción del edema, la estabilización de los tejidos y una curación exitosa. La piel recupera una tensión equilibrada, los muslos quedan levantados y la silueta, remodelada. La cicatrización de las heridas llevará de 10 a 12 meses, momento en que alcanzarán su madurez.

El lifting de muslos, ¿cuánto cuesta?

El precio de un lifting de muslos varía con la extensión de la cirugía estética, la técnica quirúrgica, los honorarios del cirujano y del anestesiólogo y el costo de la hospitalización (clínica elegida y duración de la estancia, entre otros factores).

En España, la Seguridad Social cubre intervenciones de cirugía reparadora pero no estéticas. El lifting de muslos tendrá que ser evaluado individualmente por el cirujano para determinar en qué categoría se encuadra.

Dr. D. Picovski
Cirujano plástico y estético

Fuentes:
Información para el tratamiento de la flacidez cutánea de muslos, del doctor David Picovski

Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora. http://secpre.org/index.php/extras/cirugia-estetica/cirugia-de-contorno-corporal/lifting-de-muslos; http://secpre.org/index.php/extras/sanidad-publica

Otros contenidos del dosier: Cirugía estética

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test