Aumento de pecho, ¿qué opciones tengo?

Durante el congreso del IMCAS (International Master Course on Aging Skin) de París, se presentaron varias técnicas que ofrecen un resultado más natural y mejores condiciones operatorias. El cirujano plástico Olivier Gerbault analiza para Doctissimo estos tres métodos.

Aumento de pecho: la lipoescultura

Para encontrar esa belleza natural que tanto buscan, las mujeres podrán recurrir cada vez más a la lipoescultura (o lipofilling). Esta nueva técnica consiste en rellenar el pecho con la propia grasa de la paciente. El Dr. Olivier Gerbault explica que este procedimiento permite aumentar “de una a dos tallas”. La ventaja es que, inyectándole su propia grasa en el pecho, a la paciente se le asegura un resultado natural que cambiará en función de sus propios cambios corporales (aumento o pérdida de peso). Por definición, esta técnica no está dirigida a mujeres delgadas dado que no tendrían suficiente grasa para extraer.

El lipofilling se convierte así en la primera técnica de aumento de pecho que no recurre a cuerpos extraños. Sin embargo, esta práctica no está muy extendida en España, ni tampoco en nuestro país vecino, debido a sus riesgos potenciales. “La Sociedad Francesa de Cirugía Plástica ha advertido de los riesgos de cáncer de mama. Las células madre transplantadas podrían aumentar los riesgos de cáncer y, por ahora, resulta muy difícil afirmar que entre el cáncer de mama y las inyecciones no existe ninguna relación”, apunta el Dr. Gerbault.

Además, la lipoescultura requiere bastante dedicación: se realiza en varias sesiones y cada inyección conlleva la hospitalización de la paciente (la operación se lleva a cabo en bloque operatorio con anestesia general). El coste es bastante elevado (entre 3000 € y 4000 € cada sesión y, a veces, son necesarias dos o tres sesiones). Por último, es normal que los pechos estén hinchados o amoratados durante las tres o cuatro semanas después de la operación. A pesar de todos estos inconvenientes, el Dr. Gerbault considera que el lipofilling “emergerá en el futuro, cuando los expertos se ponga de acuerdo y las autoridades sanitarias retiren su advertencia. El coste también debería de ser más asequible en un futuro cercano”. Teniendo en cuenta las reticencias de los profesionales y la poca experiencia existente, te aconsejamos que evites esta técnica hasta que no haya nuevos resultados.

Leer también el artículo : La liposucción

Aumento de pecho: las inyecciones de ácido hialurónico

Si para la lipoescultura la experiencia es escasa, lo es todavía más cuando se trata de los aumentos de pecho mediante inyecciones de ácido hialurónico. Este procedimiento se utiliza en España desde hace más de dos años y ya hay pruebas de que los resultados no son definitivos. Esta técnica también requiere bastante dedicación ya que la paciente, que puede aumentar hasta una talla, tendrá que hacerse inyecciones de refuerzo todos los año, lo que aumenta considerablemente el coste de la operación (alrededor de 3500 € por sesión). “En Francia, pocas personas recurren a las inyecciones de ácido hialurónico debido a su elevado precio. Aun así, pueden resultar interesantes para aquellas mujeres que quieran corregir un defecto en su implante mamario”, explica el Dr. Gerbault.

Las inyecciones se realizan de forma ambulatoria, con anestesia local. La ventaja de esta es que, gracias a la flexibilidad del gel inyectado, también ofrece un resultado natural. Según el médico, los riesgos son “casi inexistentes”. “Por ahora no se ha podido demostrar riesgo de carcinogénesis por el ácido hialurónico”, recuerda Olivier Gerbault. Sin embargo, un inconveniente de este procedimiento es que puede obstaculizar la detección del cáncer de mama durante una mamografía: “El gel es opaco y podría camuflar cánceres incipientes en las mamografías”, explica el Dr. Gerbault. “Por lo tanto, se desaconseja esta técnica a las mujeres con factores de riesgo”, concluye.

Aumento de pecho: la colocación de implantes

Para terminar, la colocación de prótesis mamarias siguen siendo un valor seguro, “representan el 99,9% de los aumentos de pecho en Francia”, apunta el Dr. Gerbault. La ventaja de esta técnica es que hoy en día se tiene la suficiente experiencia (los primeros implantes se remontan a los años 50) para saber que no presentan riesgos importantes. La tecnología ya permite ofrecer implantes con un resultado cada vez más natural. Antes era necesario cambiar regularmente la prótesis (cada 10 años), “hoy en día, no es necesario cambiar las prótesis de manera tan sistemática. Se sustituyen únicamente si aparecen complicaciones”, subraya el médico. Además, a las mujeres que optan por los implantes mamarios ahora se les colocan productos mucho menos visibles, que apenas se deforman.

Por lo tanto, las técnicas en materia de aumento de pecho están evolucionando. Las mujeres que no deseen que se les implanten cuerpos extraños, pueden recurrir a nuevas técnicas (como la lipoescultura o las inyecciones de ácido hialurónico). No obstante, todavía no se tiene demasiada experiencia con estos métodos. En cualquier caso, te recordamos que la mejor manera para decirte es consultando a un especialista que te dará “un verdadero enfoque médico y un análisis preoperatorio”. El Dr. Gerbault aconseja a las mujeres que quieran colocarse implantes mamarios que “no duden en consultar a varios médicos”. El éxito de la operación dependerá de la relación y el diálogo que tengan con éste. También advierte sobre las fantasías de tener un pecho grande: “Hay que tener cuidado con los senos voluminosos. Tenemos que tener en cuenta futuros embarazos, cambios del cuerpo, etc. La paciente debe estar bien informada de los riesgos y de los límites que no se pueden superar para que el cambio de hoy no sea perjudicial a largo plazo”.

J. Xavier

Otros contenidos del dosier: Cirugía estética

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test