Botox, un disfraz de las emociones ajenas

El Botox, utilizado por tantas mujeres que buscan la eterna juventud, se trata de un veneno llamado toxina botulínica que tiene la capacidad de paralizar los músculos cuando se inyecta en pequeñas dosis que, por lo tanto, no resultan tóxicas.

¿Menos feliz con botox?

Joshua Davis y Ann Senghas, investigadores de la Universidad de Columbia, de Estados Unidos, en un estudio publicado el año pasado, demostraron que el no poder sonreír cuando uno se siente feliz reduciría la intensidad de este sentimiento. Aparentemente la persona que no puede realizar gestos faciales, en este caso como resultado de las inyecciones de Botox, sentiría menos las emociones.

"Con Botox, una persona puede responder con normalidad a un evento emocional fuerte, como la escena de una película, pero los músculos de la cara se moverán menos y por lo tanto habrá menos retorno de información al cerebro2, comentó Joshua Davis. Más allá de la relación entre el sentir las emociones y el Botox, el estudio explora la hipótesis de que podría existir una conexión real entre la capacidad de sonreír y el sentimiento de alegría.

Relación entre las emociones y el botox

Este año un nuevo estudio explora la relación entre las emociones y Botox. Investigadores de la Universidad de California del Sur (USC por sus siglas en inglés) y de la Universidad de Duke, ambas de Estados Unidos, han comparado las reacciones de varios grupos de pacientes frente a imágenes de rostros que expresaban diferentes emociones. Uno de los grupos había sido tratado con Botox o Restylane, y el otro con un gel que hacía más evidentes los movimientos de los músculos faciales (al aumentar la resistencia de la piel a las contracciones musculares)

"Las personas que han recibido inyecciones de Botox tienen menos capacidad de comprender las emociones de los otros porque tienen menos capacidad de imitarlas", concluye David Neal, profesor de Psicología de USC. Según éste,la comprensión de las emociones de los otros está relacionada con la capacidad de imitación de sus gestos faciales. David Neal explica que "si las señales musculares que van del rostro al cerebro se encuentran limitadas, la persona leerá peor las emociones", y a la inversa, "cuando las señales musculares se amplían, las facultades de percepción de las emociones aumentan´´

El estudio, que revela un nuevo problema relacionado con el uso de Botox, abre también el camino a nuevas aplicaciones del gel que amplía las señales musculares. Este gel podría estudiarse en personas que debido a problemas mentales tienen dificultad para comprender las emociones ajenas".

David Bême

Fuentes: Comunicado de la Universidad de Duke - 28 abril 2011 (accesible en línea)Embodied Emotion Perception: Amplifying and Dampening Facial Feedback Modulates Emotion Perception Accuracy - David T. Neal & Tanya L. Chartrand - Social Psychological and Personality Science April 21, 2011 (extracto accesible en línea). "The effects of Botox injections on emotional experience", Davis JI et coll., Emotion, Volume 10, Issue 3,June 2010, Páginas 433-440, accesible en línea.

Otros contenidos del dosier: Medicina estética

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test