Hilos tensores: el nuevo lifting facial sin cirugía

Qué son los hilos tensores

Los hilos tensores, hilos mágicos o hilos rusos, son un tratamiento de medicina estética sencillo, que se realiza en una sola sesión y que está indicado para aquellas personas que necesitan recuperar la armonía del rostro, terminando con la flacidez y el descolgamiento y sin someterse a una intervención quirúrgica con anestesia.

Son hilos de sutura reabsorbibles que se utilizan para tratar la flacidez de piel. Pueden estar fabricados en propileno o polidioxanona (un material utilizado en técnicas de cirugía cardiaca y oftalmológica, reabsorbible y biocompatible, que favorece la cohesión de las células) y poseen una estructura no lisa, llevan conos, espículas o nudos y requieren de sujeción para anclarse a la grasa. En algunas ocasiones es necesario un punto adicional de fijación en zonas no visibles como el cuero cabelludo o las orejas.

Los hilos son una alternativa para conseguir una piel tensa, natural y saludable sin pasar por el quirófano y, por lo tanto, sin sufrir un postoperatorio.

Para qué sirven los hilos mágicos

Los hilos tensores están indicados para corregir los siguientes problemas:

  • Aportar simetría al rostro
  • Disimular las arrugas del contorno de los ojos
  • Matizar las arrugas peribucales
  • Difuminar las arrugas de la frente
  • Elevar las mejillas
  • Mejorar el doble mentón
  • Reafirmar el contorno facial
  • Reafirmar el cuello
  • Elevar las cejas

Cómo se colocan en la piel

La colocación de los hilos tensores es un proceso rápido e indoloro en el que no es necesario realizar puntos ni incisiones. En una sola sesión se colocan los hilos a nivel subcutáneo y en menos de hora el paciente está listo y puede continuar con su actividad habitual.

Tras determinar las áreas faciales a tratar, el especialista introduce los hilos tensores bajo la dermis. La técnica es totalmente individualizada para cada paciente en función de su edad, fisonomía y el grado de flacidez, pero en general en una sesión estándar se suelen insertar entre 20 y 40 hilos. Una vez colocados los hilos, éstos producen una pequeña lesión tisular que provoca la creación de tejido de soporte a base de colágeno y fibroblastos.

La polidioxanona, el material de los hilos tensores, es antimicrobiana y bioabsorbible, y se lleva utilizando en sutura cardíaca desde hace mucho tiempo, por lo que está probado que no produce rechazo ni alergias.

Cuánto tiempo dura el tratamiento

La polidioxanona se absorbe a los 6 meses pero el efecto creado a raíz de la creación de nuevo tejido a base de colágeno y fibroblastos puede durar entre 12 y 18 meses, dependiendo de las características particulares del paciente y su tipo de piel. Los resultados son progresivos y naturales. A las tres semanas se pueden apreciar los efectos, aunque no es hasta los tres meses cuando el tratamiento alcanza su punto álgido.

De forma ocasional, el post tratamiento de hilos tensores puede resultar algo molesto, pero en ningún caso es doloroso. Puede producirse una ligera hinchazón durante los días siguientes al tratamiento o aparecer algún pequeño hematoma. En cualquier caso, el paciente puede reincorporarse a su actividad habitual al finalizar el tratamiento.

Ventajas de los hilos tensores

Una de las ventajas de los hilos tensores es que, una vez han sido absorbidos, se puede volver a realizar el tratamiento. Asimismo, se pueden realizar sesiones adicionales para reforzar los resultados obtenidos.

Por otro lado, es un tratamiento seguro, sin efectos secundarios y no da volumen a la piel. No es nada invasivo, por lo que no produce cicatrices y es compatible con otros tratamientos estéticos.

Además, otra de sus características es que favorecen la producción natural de colágeno, por lo que el aspecto de la piel es totalmente natural.

Fuente:

Antiaging Group Barcelona y Clínica Planas

Otros contenidos del dosier: Medicina estética

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test