Nuevos hilos de tracción: la mejor alternativa al lifting facial

Un claro ejemplo son los Hilos Silhouette, probablemente la mejor alternativa no-invasiva al lifting convencional. Con una intervención de apenas 45 minutos, con anestesia local y sin necesidad de ingreso hospitalario, el uso de estos hilos ha supuesto una auténtica revolución en el tratamiento del envejecimiento facial.

¿En qué consiste?

Se trata de una sencilla técnica basada en la utilización de suturas que realizan una gran tracción en las zonas flácidas del tercio medio de la cara. Estas suturas son de polipropileno, un material biocompatible con el cuerpo humano, y ya utilizado desde hace años en otros campos (por ejemplo en operaciones oftalmológicas).

La intervención es realmente simple. En primer lugar, se realiza una pequeña incisión, de 1 centímetro, en el área temporal, y se insertan los hilos tensores bajo la piel utilizando una aguja-guía. En un segundo paso, las suturas se expanden por el área superficial fibroadiposa de la cara. Este tipo de suturas no tienen ganchos: están recubiertas de conos vacíos que, con el tiempo, son absorbidos totalmente por el cuerpo.  Una vez introducidos se tensan en la dirección justa, obteniéndose así el efecto lifting en la zona deseada. El crecimiento de los tejidos fibrosos alrededor de la sutura producirá un mecanismo de suspensión mucho más fuerte que con los métodos tradicionales.

Los hilos Silhouette consiguen prácticamente el mismo efecto que un lifting tradicional pero sin cicatrices ni problemas post-operatorios.

¿En qué casos son apropiados?

Esta técnica es apropiada tanto para mujeres como para hombres que deseen conseguir un rostro suavizado y rejuvenecido, sin  los inconvenientes de los liftings convencionales. Los hilos son ideales para corregir los surcos nasogenianos (surcos que nacen en las narinas y descienden oblicuamente hacia las comisuras de los labios) y las “líneas de amargura” (depresiones que marcan el tercio inferior de la cara desde las comisuras hacia el mentón), así como el óvalo de la cara, las mejillas y el cuello.

Esta técnica permite, además, mejorar la proyección del malar en personas que se someten a cirugías ortognáticas. La colocación de los hilos, j junto con la inyección de grasa, permite dar otra dimensión a los cambios faciales a nivel del tercio medio, recolocando los tejidos blandos de la región malar.

Aunque probablemente la aplicación más sorprendente de los hilos de tracción es el uso que ya se le está dando como tratamiento de camuflaje en personas con parálisis facial.  Al margen del problema estético, la parálisis impide a las personas que la sufren masticar (e incluso, en algunos casos, beber) con normalidad.
Los hilos son una alternativa a las cirugías que hasta ahora se aplicaban a estos pacientes, que resultaban altamente agresivas e invasivas.

Rápida intervención, rápida recuperación

La intervención se realiza bajo anestesia local, en una intervención de aproximadamente 45 minutos. No es necesaria la hospitalización, y la recuperación es inmediata: en dos días podrán volver a su rutina normal, y en apenas una semana/diez días se recupera totalmente el aspecto flexible y natural en el rostro, si ninguna “huella” de la intervención. A lo sumo, durante los 3 o 4 primeros días, un pequeño edema y algún hematoma.
Los pacientes se hallan sumamente satisfechos porque consiguen resultados increíbles sin tener que soportar todos los efectos secundarios de las intervenciones clásicas más agresivas, disfrutando su nueva cara casi desde el primer dia.
Para más información:
www.maxilodexeus.com
www.drtoniarcas.com

Otros contenidos del dosier: Medicina estética

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test