Haz muecas para estar guapa

Atenúa las arrugas del entrecejo

Gracias a este ejercicio, las arrugas más profundas se atenuarán con el tiempo y además, el movimiento previene la flacidez de las cejas y los párpados superiores.

1- Coloca los cuatro dedos de cada mano en la frente como si fueras a estirar la piel. Estírala hacia la parte superior de la frente haciendo fuerza sólo con las cejas. Relaja y repite el movimiento 10 veces.

2- Coloca el dedo índice entre las cejas y cuenta hasta 30 manteniendo la presión. Después, súbelos por el centro de las cejas sin plisar la piel de la frente.

Relaja los ojos cansados y la mirada triste

Este ejercicio estimula la circulación sanguínea del contorno de los ojos y fortifica los músculos de los párpados. Agranda los ojos, aporta luminosidad a la mirada y reduce las bolsas y ojeras bajo los ojos.

1- Coloca en los extremos internos y externos de cada ojo, el dedo corazón e índice de cada mano. Ejerce presión en el extremo interno y externo de los ojos y mantenlos abiertos y lleva el párpado interior lo más alto posible. El esfuerzo hace que la piel tiemble bajo los dedos. Relaja y repite el ejercicio alternando 10 contracciones con 10 relajaciones.

2- Coloca sólo los dedos índice en el extremo externo de los ojos y ciérralos presionando con fuerza un párpado sobre el otro. Cuenta hasta 20 mientras sientes las vibraciones en los extremos externos. Relaja y repite el ejercicio en 2 series de 3 repeticiones.

Labios finos y sin volumen

Gracias a este ejercicio, los labios tendrán más volumen y estarán más pulposos. Su contorno quedará mejor definido con un aspecto más sexy y, en las mujeres no tan jóvenes, el rejuvenecimiento es, a menudo, espectacular.

1- Forma alternativamente y con fuerza una O y luego una E con los labios ejerciendo resistencia. Este esfuerzo muscular endurece toda la parte superior e interior de los labios. Evita marcar los surcos nasolabiales y marcar las arrugas verticales sobre el labio superior; el esfuerzo debe provocar una sensación de quemazón.

2- Encadena estos movimientos conservando los labios tensos, unas treinta veces.

El doble mentón

Gracias a este ejercicio, poco a poco el doble mentón se afinará para convertirse prácticamente en invisible.

1-Con la cabeza alta, levanta el extremo de los labios con una ligera sonrisa. Rápidamente y con suavidad, echa la cabeza hacia atrás colocando con firmeza una mano en la zona donde empieza el cuello para ejercer una ligera tracción sobre la piel.

2- Repetir el ejercicio 30 veces. 

S. Richou

Otros contenidos del dosier: Consejos para mejorar tu imagen

Comentarios

Artículos destacados

¿Cómo lograr un buen alisado?
¿Cómo lograr un buen alisado?

¿Luchas por dominar esos mechones rebeldes por unos meses, siquiera por una noche, pero no sabes cómo conseguirlo?...

Peinados que pueden provocar la caída del cabello
¿Cómo blanquear las uñas amarillas?
¡Aclara tu cabello con métodos naturales!
¿Qué tipo de alisado te conviene?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test