Haz muecas para estar guapa

Atenúa las arrugas del entrecejo

Gracias a este ejercicio, las arrugas más profundas se atenuarán con el tiempo y además, el movimiento previene la flacidez de las cejas y los párpados superiores.

1- Coloca los cuatro dedos de cada mano en la frente como si fueras a estirar la piel. Estírala hacia la parte superior de la frente haciendo fuerza sólo con las cejas. Relaja y repite el movimiento 10 veces.

2- Coloca el dedo índice entre las cejas y cuenta hasta 30 manteniendo la presión. Después, súbelos por el centro de las cejas sin plisar la piel de la frente.

Relaja los ojos cansados y la mirada triste

Este ejercicio estimula la circulación sanguínea del contorno de los ojos y fortifica los músculos de los párpados. Agranda los ojos, aporta luminosidad a la mirada y reduce las bolsas y ojeras bajo los ojos.

1- Coloca en los extremos internos y externos de cada ojo, el dedo corazón e índice de cada mano. Ejerce presión en el extremo interno y externo de los ojos y mantenlos abiertos y lleva el párpado interior lo más alto posible. El esfuerzo hace que la piel tiemble bajo los dedos. Relaja y repite el ejercicio alternando 10 contracciones con 10 relajaciones.

2- Coloca sólo los dedos índice en el extremo externo de los ojos y ciérralos presionando con fuerza un párpado sobre el otro. Cuenta hasta 20 mientras sientes las vibraciones en los extremos externos. Relaja y repite el ejercicio en 2 series de 3 repeticiones.

Labios finos y sin volumen

Gracias a este ejercicio, los labios tendrán más volumen y estarán más pulposos. Su contorno quedará mejor definido con un aspecto más sexy y, en las mujeres no tan jóvenes, el rejuvenecimiento es, a menudo, espectacular.

1- Forma alternativamente y con fuerza una O y luego una E con los labios ejerciendo resistencia. Este esfuerzo muscular endurece toda la parte superior e interior de los labios. Evita marcar los surcos nasolabiales y marcar las arrugas verticales sobre el labio superior; el esfuerzo debe provocar una sensación de quemazón.

2- Encadena estos movimientos conservando los labios tensos, unas treinta veces.

El doble mentón

Gracias a este ejercicio, poco a poco el doble mentón se afinará para convertirse prácticamente en invisible.

1-Con la cabeza alta, levanta el extremo de los labios con una ligera sonrisa. Rápidamente y con suavidad, echa la cabeza hacia atrás colocando con firmeza una mano en la zona donde empieza el cuello para ejercer una ligera tracción sobre la piel.

2- Repetir el ejercicio 30 veces. 

S. Richou

Otros contenidos del dosier: Consejos para mejorar tu imagen

Comentarios

Artículos destacados

5 tipos de manicura para tu boda
5 tipos de manicura para tu boda

Si hay algo que habla de ti, eso son las manos y por ello hay que cuidarlas siempre. Al igual que ocurre con otros muchos...

Hidratación y belleza con alimentos
Cómo cuidar tu piel durante un cáncer
Cómo cuidar tu pelo durante un cáncer
Uñas perfectas en 4 pasos
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test