La falta de sueño acelera el envejecimiento cutáneo

Científicos del UH Case Medical Center, en Cleveland (EE.UU), han descubierto que la calidad del sueño impacta tanto en el funcionamiento como en el envejecimiento de la piel. El estudio ha revelado que las personas que duermen mal muestran mayores signos de envejecimiento cutáneo y se recuperan de manera más lenta de las agresiones externas. Por otra parte, tienen una peor percepción de su propia piel y un aspecto del rostro más desmejorado.

El estudio lo ha liderado la doctora Elma Baron, directora del Centro de Estudio de la Piel del UH Case Medical Center y profesora adjunta de dermatología de la Escuela Universitaria de Medicina Case Western Reserve, quien lo presentó en el Congreso Internacional de Investigación Dermatológica de Edimburgo (Escocia) bajo el título “Efectos de la calidad del sueño en el funcionamiento y  el envejecimiento de la piel”.

“Nuestro estudio es el primero en demostrar de forma concluyente que la falta de sueño está relacionada con una peor salud y un envejecimiento más acelerado de la piel”. Las mujeres con un sueño de mala calidad muestran “signos prematuros de envejecimiento de la piel y una reducción de la capacidad de la piel de recuperarse después de la exposición solar”, agrega Baron.

Para la investigadora, “no dormir lo suficiente se ha convertido en una epidemia mundial”. La falta de sueño crónica, recuerda, se ha vinculado con problemas médicos como la obesidad, la diabetes, el cáncer o la inmunodeficiencia; sus efectos en el funcionamiento de la piel se desconocían hasta ahora.

La piel sirve de barrera contra agresiones externas como las toxinas ambientales o la radiación ultravioleta. El objetivo de los investigadores del UH Case Medical Center era determinar si el funcionamiento y el aspecto de la piel también se ven afectados por la calidad del sueño, tan vital para el crecimiento y la renovación de los sistemas inmunológico y fisiológico del cuerpo.

Resultados elocuentes

En el estudio participaron 60 mujeres pre-menopáusicas de entre 30 y 49 años, a las que se dividió en dos grupos: las que tenían un sueño de calidad y las que no dormían lo suficiente. La clasificación se hizo en base a la duración media del sueño y al Índice de la Calidad del Sueño de Pittsburgh, un cálculo estándar de la calidad del sueño basado en un cuestionario. El estudio incluyó una evaluación visual de la piel de las pacientes, diversas pruebas de estímulo –exposición a luz UV y alteración de la barrera de la piel– y un registro diario sobre las horas de sueño durante una semana.

Los resultados fueron elocuentes. Las que no dormían lo suficiente mostraron mayores signos de envejecimiento intrínseco de la piel, es decir, líneas finas, pigmentación irregular y disminución de la elasticidad. En cambio, no se encontraron diferencias significativas en los signos de envejecimiento extrínseco –arrugas marcadas y pecas producidas por quemaduras del sol–, que se atribuyen principalmente a la exposición solar.

Los investigadores descubrieron que las mujeres que dormían lo suficiente se recuperaban mejor de las agresiones externas. Tras una quemadura solar, la piel de las integrantes de este grupo se restableció con más velocidad que la de sus compañeras, cuyo eritema (rojez) se mantuvo en un nivel alto durante 72 horas.

Se comprobó asimismo que las mujeres con peor calidad del sueño eran significativamente más propensas a tener un Índice de Masa Corporal elevado. Finalmente, y como era de esperar, se observó que la percepción del propio aspecto era mejor en las que dormían bien que en las que no lo hacían.

“Esta investigación demuestra por primera vez que un sueño de mala calidad acelera los signos de envejecimiento de la piel y debilita la capacidad natural de la piel de repararse durante la noche”, apunta Daniel Yarosh, vicepresidente Senior de Investigación Científica y Desarrollo de Estée Lauder, compañía que ha financiado la investigación. “La relación entre el sueño y el envejecimiento de la piel, ahora avalada por datos científicos, tendrán un profundo efecto en nuestra forma de estudiar la piel y sus funciones”, concluye.

Otros contenidos del dosier: Antiedad

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test