El strobing, lo último en maquillaje

El strobing

El strobing es la nueva tendencia de maquillaje que nos cautivará en esta temporada otoño-invierno. A diferencia del contouring, que se basa en la creación de luces y sombras para esculpir el rostro acentuando las zonas más oscuras, el strobing se centra en destacar los puntos de luz para conseguir un rostro iluminado y natural. Y todo ello únicamente con la ayuda de  un corrector y un iluminador.

El objetivo es destacar las zonas que capturan más la luz, como el arco de Cupido sobre los labios, la frente en la zona alta de las sienes, la parte superior de los pómulos y la barbilla, para crear dimensión y definición utilizando únicamente luces y reflejos.

Tips básicos

Antes de empezar, es importante tener en cuenta estos tips básicos a la hora de utilizar la técnica del strobing:

1. La piel es el foco. Debe estar bien hidratada para que luzca un aspecto saludable y ligero. No se trata de maquillar la piel para que tenga reflejos sino de tratarla y cuidarla con anterioridad para destacar los brillos naturales.

 2. El brillo debe aplicarse sobre todas las partes altas del rostro en las que la luz se refleja y destaca de forma natural. Para ello se aconseja aplicar el maquillaje cerca de una fuente de luz no artificial.

3. No es necesario utilizar el rubor ni el contorno para marcar la profundidad ya que se juega únicamente con la luz. Si se utilizan es simplemente para aportar naturalidad y frescura.

4. Es importante que el brillo resultante se vea natural y no excesivamente metálico. Para ello, es importante que los productos utilizados sean traslúcidos y cuenten con partículas reflectivas que capturan y reflejan la luz.

5. El rostro no debe quedar denso y opaco. Al contrario, es preferible que parezca húmedo.

6. La base utilizada para unificar el tono de la piel debe ser muy ligera y traslúcida y es conveniente evitar utilizar polvos compactos para fijar el maquillaje. Para ello son ideales las BB Creams o CC Creams.

7. La técnica del strobing se realiza preferentemente con los dedos para conseguir naturalidad, tanto en la aplicación del corrector como del iluminador. Si se utiliza una brocha, es preferible utilizar una tipo lengua de gato y difuminar el producto con movimientos descendentes. De este modo se cierran los poros y se logra un cubrimiento más natural y orgánico.

8. Es importante realizar los brillos teniendo en cuenta el tono natural de la piel. Así pues, si tu piel es morena o trigueña, evita los productos con partículas blancas o plateadas y decántate por los de tono bronce, cobre o dorado.

Cómo realizar el strobing

Aunque tras leer estos tips pueda parecer complicado, realmente el strobing es mucho más sencillo que el contouring, ya que se requiere menos precisión y el uso de menos productos.

En primer lugar, es imprescindible que hidrates bien la piel de tu rostro. A continuación, aplica tu base de maquillaje que, idealmente, debería ser ligera. Si es muy compacta, puedes mezclarla con un poco de crema para potenciar un efecto natural y luminoso.

Tras aplicar la base le toca el turno al corrector. Aplícalo en la zona de debajo de los ojos para disimular las ojeras, en los laterales de la nariz y en la barbilla. De este modo empezarás a preparar las zonas a iluminar. También puedes aplicarlo en la parte superior de la nariz, realizando una línea hasta la frente. Sobre todo, céntrate en difuminarlo bien para conseguir el look natural que buscas y evitar que parezcan parches.

A continuación, utiliza un iluminador para destacar las zonas de luz. Opta preferiblemente por uno líquido con algo de brillo, siempre adaptado a tu tono de piel, pues te resultará más fácil de aplicar. Céntrate en las partes altas del rostro, especialmente bajo el arco de las cejas, desde el inicio hasta el hueso. Abrirás más tus ojos y potenciarás tu mirada. Asimismo, no te olvides de aplicarlo en los pómulos, justo por encima del hueso. Conseguirás resaltar tus ojos aportando luz a  tu mirada.

Por otro lado, si tienes la nariz anchita y quieres que parezca más fina, aplica un poco de iluminador en la parte superior. Del mismo modo, si quieres marcar de una forma más definida la forma de tus labios, aplícalo en el arco de Cupido con ligeros toquecitos.  

Por último, aplica tu máscara de pestañas y tu sombra de ojos preferida y finaliza el strobing con un colorete suave, por ejemplo de tono rosado o albaricoque. Si es en crema lo difuminarás mucho mejor.

¿Te atreves a maquillarte con la técnica del strobing?

Otros contenidos del dosier: Maquillaje

Comentarios

Artículos destacados

Hilos mágicos: rejuvenecimiento al instante
Hilos mágicos: rejuvenecimiento al instante

¿Mejorar la piel del rostro y el cuello en una sola sesión y sin pasar por quirófano? Ya es posible con los hilos...

Cómo tratar el cuero cabelludo sensible
Cómo saber si tienes la piel deshidratada
Crea un look desaliñado
Tratamientos de café para el pelo
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test