Consigue una piel de princesa rusa en invierno

Cara pálida, zonas enrojecidas, ojeras, piel descamada y agrietada, labios resecos y cortados… Ni vestidas con los chales y las pieles artificiales tan en boga este invierno conseguiremos que nos confundan con una modelo.

Mientras esperamos la primavera hagamos todo lo posible para tener la piel sana y luminosa. Lo primero que hay que recordar es que la belleza viene de dentro. No hablamos de reflexiones psicológicas sino de recordar principios básicos:

Dormir

Sin descanso no hay esperanza de verse con buena cara. ¡Salvo que formes parte de ese puñado de mujeres con genética privilegiada!

Hidratar

En invierno, con la excusa de que hace frío, a menudo nos olvidamos de beber para hidratarnos correctamente. La deshidratación, por insignificante que sea, aumenta la sensación de fatiga y deja huellas en la cara. Por la mañana, toma uno o más vasos de agua, tenga o no tengas sed. El agua tibia con zumo limón ayuda a desintoxicar. Remedio tan antiguo como el mundo, siempre y cuando uno no se exceda, ya que puede provocar acidez estomacal. Té, verde u otro, e infusiones de hierbas pueden acompañarnos a lo largo del día. El agua mineral, bébela a lo largo del día y en pequeñas cantidades.

Regenerar

Para que tu cara tenga buen color debes oxigenarte. Para reactivar las células de la epidermis cuando tendemos a la hibernación necesitamos una mascarilla que le devuelva los colores a las pieles color ceniza. Las mejillas recuperan el color rosa e incluso las pieles más apagadas, su luminosidad.

Proteger

Cuidarnos del frío con plumíferos, bufandas y guantes está muy bien, pero no hay que olvidar que también la piel necesita protección. Para luchar contra los ataques atmosféricos a repetición no dudes en utilizar una crema generosa en biolípidos provenientes de aceites vegetales con propiedades calmantes y nutritivas.

Ocultar

Con delicadeza, especialmente esas ojeras oscuras que nos añaden años. Después de aplicar una crema y antes del maquillaje, disimula las imperfecciones con un producto antiojeras. Una vez maquillada, te puede servir para los últimos retoques. Además es un producto tan práctico que lo puedes sacar en cualquier momento del bolso. En un pispás conseguirás que la piel se vea fresca y luminosa.

Los labios, ¡para besarte mejor!

Besar es bueno para la salud, pero en invierno, los labios, dada su piel más delgada, frágil y permeable, son los primeros en acusar el frío y la humedad. Para evitar que se te agrieten los labios y que el brillo o el color se te cuele por los surcos, utiliza un bálsamo hidratante que también luchará contra el envejecimiento.

Desmaquillar

Tras un día de intenso trabajo o una noche de marcha, la tentación de ir a la cama sin desmaquillarse es enorme. Sin embargo, eliminar los restos de maquillaje e impurezas causadas por la contaminación es esencial si queremos evitar arrugas prematuras.

Una vez todos estos preceptos puestos en práctica, un maquillaje simple, discreto, casi diáfano, con un toque de colorete rosa o lila, aplicado en redondo y con brocha sobre las mejillas, te harán ver como una princesa rusa lista para dar un paseo en trineo. Eso sí, no olvides darte un toque de gloss ni perfumarte con una fragancia de sotobosque y hierba apenas cortada. ¡Espléndida como una muñeca rusa salida de un cuento!

C. Bodin

Otros contenidos del dosier: Mi cara en invierno

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test