Cera caliente: la más eficaz

La cera caliente tradicional suele estar a la venta en pequeñas bolas de resina que hay que derretir. Se utiliza para depilar ingles, axilas y piernas. Para derretirla puedes utilizar un cazo viejo que vayas a tirar o, mejor aún, un aparato específico equipado con un termostato que evitará que te quemes y que mantendrá la cera a la temperatura adecuada. También puedes sacarle partido a los avances de la depilación en el hogar y elegir un producto en tarro o roll-on para calentar en el microondas, que se vende ya con las bandas para retirarla o, mejor aún, los rollon de calentado eléctrico que mantienen la cera a temperatura constante. Porque, atención, la depilación con cera caliente puede causar quemaduras serias si se manipula con imprudencia. De todas maneras, comprueba siempre la temperatura de la cera antes de utilizarla.
Se aplica sobre la piel con una espátula de madera o un roll-on, que descarga una dosis continua de cera. Cuando ésta se seca, hay que retirarla con un tirón seco y tirar en sentido opuesto al vello. Probablemente, al estar caliente, es la más eficaz ya que el calor abre los poros de la piel y es más fácil arrancar el vello.
Desafortunadamente, esta técnica no es nada recomendable para todas aquellas mujeres que sufran de insuficiencia venosa o de varices, ya que el calor dilata los vasos sanguíneos y suele provocar pequeños hematomas.

¿Cómo se aplica?

La víspera, exfolia las piernas para retirar las células muertas y extraer el vello encarnado.
El día D, comprueba primero la temperatura de la cera aplicando una pequeña cantidad en el dorso de la mano.
Con una espátula, dibuja una banda de cera de unos 5 centímetros de largo y 1 centímetro de espesor sobre las piernas limpias y secas.
Comienza por la rodilla y desciende hasta el tobillo en un solo gesto.
Presiona la banda con la espátula y espera a que la cera no se pegue a ésta para retirarla con un tirón seco del tobillo hacia la rodilla.
Deja enfriar la piel antes de repasarla con un poco más de cera para perfeccionar el resultado.
Continúa con el mismo procedimiento para depilar lo que queda de pierna.
Sigue estos consejos para conseguir un resultado óptimo: Espera a que tu vello mida unos 5 mm en las piernas y 6 mm en las ingles antes de depilarte.
Prepara la depilación de las ingles cortando con unas tijeras el vello más largo y durante los días previos a la depilación, exfolia la zona para evitar que el vello se encarne.
Retira los residuos de cera tras la depilación con unas toallitas post-depilatorias impregnadas en aceites esenciales bactericidas y aceites nutritivos (de venta en farmacias).
Saphia Richou y Elodie Liénard

Otros contenidos del dosier: Depilación

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test