Depilarse las ingles: el mejor método

Según una encuesta Ipsos realizada en enero de 2006, las ingles ocupan el 3º lugar de las zonas del cuerpo que las mujeres se depilan regularmente (más de la mitad), después de las piernas o medias-piernas (83 %) y las axilas (73 %). Por otro lado, el 68 % prefiere depilarse en casa, mientras que el 21 % sólo se depila en un instituto de belleza. Ya sea por motivos de pudor o económicos, los números ilustran perfectamente la necesitad y la importancia de aprender bien cómo depilarse en casa. Os damos algunos consejos para que ésta delicada operación sea menos horrible de lo que parece (o, en todo caso, ¡algo más soportable!).

Depilación ingles: el momento adecuado

Antes de lanzarte, analiza bien qué te motiva a depilarte la zona de las ingles. No estamos hablando de temas existenciales que nos imponemos antes de decidir cómo orientaremos nuestra carrera profesional o de compromisos conyugales, pero sí de las razones que te llevan a iniciar esta peligrosa y dolorosa experiencia.

Si es la primera vez: ¿lo haces por ti misma (cuestiones de higiene, de estética o de fobia al vello) o estás cediendo a la presión exterior (de tu pareja, por los estereotipos de las películas porno, de tus amigas ya que todas se hacen la integral…)? Si tienes dudas o  te ves obligada, es mejor que esperes a estar segura y más confiada, si no, estate segura de que ¡vivirás esta experiencia como una auténtica pesadilla!

 

Depilación ingles: elegir la forma

Antes de depilarte las ingles o de ir a un centro de belleza a que te lo hagan, decide qué forma deseas obtener. Lo ideal es definir la zona que deseas depilar con un lápiz apto para la piel delante de un espejo para respetar la simetría de la zona,  indistintamente de si decides hacértelo en forma de triángulo clásico, rectangular como un ticket de metro o muy escotado al estilo brasileño. Si buscas formas originales, como un corazón, por ejemplo, puedes utilizar unas plantillas o hacértelo tu misma. 

Debes saber que cuando estés desnuda, la forma adoptada puede tener repercusiones en la percepción de tu cuerpo: si te depilas la parte del pubis en forma de rectángulo, éste puede « romper » las curvas de las caderas y verte con más volumen, mientras que un triangulo bien dibujado conservará las armonía de la zona.

Depilación ingles: elegir el material

Un material adecuado para una operación delicada. Prohibidas las cuchillas (que son indoloras, prácticas y rápidas, pero que provocan picor cuando el vello vuelve a crecer y exige retocarse continuamente) y la crema depilatoria (olvídate de los compuestos químicos en esta zona del cuerpo), nos quedan diferentes métodos para depilarnos. Como el vello de la zona púbica es muy grueso y la piel muy fina, las más sensibles que se vayan quitando la idea de la cabeza. Las más atrevidas pensad en una piel suave, crecimiento normal y, sobre todo, ¡en efectos a largo plazo para animaros!

Después, todo depende de una cuestión de preferencia para elegir el método de depilación: 

Cera caliente: Atención, cuando empieces, ¡ya no habrá marcha atrás! Por tanto, es mejor que la primera vez lo intentes en un centro de belleza y, si te ves con fuerza para la próxima vez, inspira fuerte y ¡tira! Suele quedar limpio, pero si repasas la zona por segunda vez, puede resultar algo doloroso. Es mejor si perfeccionas el acabado con unas pinzas (que estén bien desinfectadas). 

Maquinilla eléctrica: Si eres paciente y te gusta un poco el masoquismo… ¡este método es el ideal para ti! Es más bien doloroso y fastidioso y favorece la aparición de granos y de pelos encarnados.

Láser: Es ideal para no volver a sufrir el tener que depilarte las ingles varias veces al año para el resto de tu vida. Con 3-5 sesiones suele ser suficiente. Según la sensibilidad de cada una, durante las sesiones puedes sentir como pequeños pinchazos o una sensación de quemazón. Piénsatelo bien antes de lanzarte ya que el resultado es definitivo y, por tanto, irreversible (madúralo bien si estás pensando en hacerte la integral).

Si tienes el vello encarnado, algo frecuente cuando nos depilamos, evita la tentación de machacarte los granitos y consúltalo mejor con tu dermatólogo, para que te recete una crema adaptada.

Anne-Flore Gaspar

Otros contenidos del dosier: Depilación

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test