Hiperhidrosis: ¿Qué es y cómo tratarla?

¿Qué es la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis es el exceso de sudoración, fenómeno que puede afectar a todo el organismo o a zonas específicas de éste, en especial a las plantas de los pies, las palmas de las manos, las axilas y la cara. En España, un tres por ciento de la población padece este problema; pero a pesar del trastorno que comporta, menos de un 40 por ciento de los afectados acude al médico, alertan los dermatólogos.

La función de la transpiración

Transpirar es una función natural del cuerpo que sirve para “regular su temperatura y crear una primera barrera de defensa cutánea”, explica José Carlos Moreno, presidente de la Academia Española de Dermatología (AEDV) y Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Reina Sofía de Córdoba. Pero cuando por un fallo cuyas causas exactas aún se desconocen el organismo no logra controlar su temperatura y suda en exceso, la transpiración pasa a convertirse en un motivo de angustia que altera la vida social y personal del individuo. Quienes transpiran de manera “patológica” pueden hacerlo sin causa aparente –incluso cuando hace frío– y en forma muy abundante, tanto que con frecuencia deben cambiarse de ropa varias veces al día.

Pero a pesar del engorro que supone sufrir hiperhidrosis, son pocas las personas que acuden al médico por este motivo: menos del 40 por ciento de los que la padecen, que en España es un tres por ciento de la población. Los médicos atribuyen la reticencia a consultar a la ineficacia de los tratamientos que existían hasta ahora.

Tratamientos ineficaces… hasta ahora

En el último tiempo, sin embargo, el panorama terapéutico ha mejorado gracias a la irrupción de la famosa toxina botulínica, que no sólo embellece los rostros volviéndolos más tersos –¡a veces demasiado!– sino que, al parecer, también combate la hiperhidrosis.

Así es. La aplicación de toxina botulínica es especialmente eficaz en el tratamiento de la sudoración axilar y palmar. Pero tiene inconvenientes: el precio es elevado, la infiltración duele y el producto debe reaplicarse dos o tres veces al año. Con todo, “es la medida preferida actualmente”, destaca Moreno.

Ahora bien, antes de recurrir al botox, los médicos suelen recetar otros tratamientos. Y es que la hiperhidrosis obliga a “tomar una serie de medidas escalonadas”, explica el dermatólogo. Primero se intenta con los antisudorales, productos tópicos que contienen sales de aluminio y que inhiben la sudoración, “aunque su eficacia es baja y suelen provocar irritación”.

Otros tratamientos

Otra alternativa son los medicamentos anticolinérgicos. “La sudoración se produce por la liberación de una sustancia llamada acetilcolina, sobre la cual actúan los anticolinérgicos. El problema es que la acetilcolina también interviene en la salivación, que se inhibe con el medicamento produciendo cuadros muy desagradables. Por este motivo, los anticolinérgicos han caído en desuso, aunque no del todo porque van apareciendo productos que se toleran mejor”.

También existe la iontoforesis, que produce impulsos eléctricos indoloros en la piel. “Ha demostrado ser una terapia efectiva pero difícil de realizar dado el tiempo que conlleva”, señala el especialista.

La simpatectomía transtorácica es otra posibilidad, y consiste en eliminar los ganglios encargados de estimular la sudoración de las axilas y las manos. El tratamiento es eficaz y definitivo pero cuenta con una desventaja: puede aparecer sudoración compensatoria, es decir, el paciente deja de sufrir la sudoración de las axilas y las manos pero a cambio otras áreas, como la espalda o el pecho, comienzan a transpirar más.

Finalmente existen la cirugía local, “que elimina las glándulas sudoríparas a través de un curetaje subcutáneo”, dice Moreno, y el láser. Éste se perfila como “el futuro inmediato y elimina las glándulas sudoríparas por calentamiento a través de nuevos modelos de láser como el Mira Dray o el Lipo Light”, explica. El sistema tiene entre un 75% y un 95% de respuesta definitiva, “pero por tratarse de una experiencia muy reciente, conocer su eficacia y sus efectos secundarios requerirá tiempo”, concluye Moreno.

Paloma Gil Estrada

Otros contenidos del dosier: Transpiración

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test