Transpiraciones excesivas: causas y tratamiento

La hiperhidrosis

La hiperhidrosis se manifiesta principalmente en las axilas, en el hueco de los muslos, en las manos y en los pies. La piel se sonroja y resquebraja en algunos lugares, especialmente en los pies y en las palmas de las manos, pero a veces incluso en todo el cuerpo, por lo que será necesario una revisión endocrina y dermatológica. El esfuerzo, el calor, el sol y el estrés son factores agravantes. El hecho de rascarse puede dar lugar a infecciones añadidas.

El tratamiento médico de la hiperdrosis

La hiperdrosis, cuando es importante, puede constituir un verdadero obstáculo en el ámbito profesional, social o afectivo. En este caso debe ser tratada.

En un primer momento, se utiliza cloruro de aluminio diluido.

Después habrá que secar cuidadosamente las zonas afectadas por la noche, y aplicarles una solución de aluminio hexahidratado al 20%. Entonces se recubren las zonas con una capa de polietileno, que se deja toda la noche. Por la mañana quitamos la capa de papel y podemos asearnos de forma normal. Dos tratamientos consecutivos bastan para observar una mejora de aproximadamente una semana.

Existen otros tratamientos locales y otros métodos como la ionoforesis. Su uso va en función del éxito y no del aluminio. La cirugía, pensada principalmente para las axilas, consiste en eliminar las glándulas sudoríparas de la zona afectada. Este sería el último recurso, cuando las molestias son muy importantes y los otros métodos han fracasado.

La bromhidrosis

La bromhidrosis desprende un olor que habitualmente es fuerte y muy molesto. Se trata de un tipo de hiperdrosis con una infección añadida debido a bacterias u hongos. Se trata del mismo modo pero se añaden, como complemento, soluciones o jabones antisépticos y agentes antibacterianos. Se aconseja rasurar el vello de las axilas.

La miliaria

La miliaria adquiere la forma de pequeñas vesículas o pápulas rojas. El sudor no puede traspasar los poros taponados, los cuales se hinchan e inflaman. A veces los picores intensos acaban agravando estos síntomas, especialmente en periodos de calor. El tratamiento se resume en secar las zonas afectadas y refrescarlas. Asimismo, más vale evitar la ropa pegada y las fibras sintéticas. Pueden utilizarse cremas antiinflamatorias bajo prescripción médica.

Dr. A. Dubos

Otros contenidos del dosier: Transpiración

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test