Los diferentes tipos de alopecia

Los diferentes tipos de alopecia y sus tratamientos

La alopecia congénita es la forma más rara de alopecia. Se debe a una ausencia de raíces de cabello o una anomalía en la constitución del pelo. Se habla de calvicie cicatricial ya que los folículos pilosos están definitivamente destruidos. Los cabellos no tiene posibilidad de crecer y para resolver este tipo de calvicie, el trasplante de cabello aparece como el mejor tratamiento.

La alopecia androgenética, llamada también calvicie común, es la forma más corriente de caída del cabello. Se traduce por una disminución progresiva y definitiva de la calidad y la cantidad de los cabellos. Afecta tanto a hombres como a mujeres. Provocada por una enorme sensibilidad hereditaria a las hormonas masculinas (la testosterona), esta forma de alopecia puede comenzar desde la pubertad. La alopecia androgenética masculina evoluciona generalmente dejando la frente y el principio de la cabeza desguarnecido, mientras que la calvicie femenina es más difusa, muy a menudo concentrada en la parte superior del cráneo. Para retardar sus efectos en el hombre, puede prescribirse un tratamiento general con finasteride. Si no, tanto en el hombre como en la mujer, puede aplicarse sobre el cuero cabelludo un tratamiento local a base de minoxidil. Finalmente, la cirugía permite reemplazar la pérdida capilar cuando no ha sido posible evitar la caída.

La alopecia difusa es una forma de calvicie en que la caída del pelo, más o menos regular, se produce de forma generalizada en toda la cabellera. No hereditaria, este tipo de alopecia que puede ser aguda o crónica, es en general síntoma de problemas orgánicos. Estrés, radioterapia, quimioterapia, parto o incluso una infección pueden provocar una alopecia aguda y brutal. En lo que respecta a su forma crónica, puede ser síntoma de un problema de la función tiroidea o metabólica, como una carencia de hierro. Para tratar la alopecia difusa, lo importante es identificar el factor responsable de la caída del pelo. Si, por ejemplo, es un medicamento, debe considerarse la posibilidad de suspenderlo.

La alopecia circunscripta, llamada también alopecia aerata o “pelada”, se caracteriza por una caída del pelo en una zona determinada. Aunque se sabe que su origen está en una inflamación de la raíz de los cabellos resultante de una reacción auto-inmune, su causa no se conoce con precisión. Sin embargo, se consideran los factores psicológicos, y más particularmente, el estrés. La raíz de los cabellos afectada no está completamente destruida y entonces pueden prescribirse tratamientos locales tales como inyecciones intralesionales de corticoides o tratamientos generales tales como la utilización de inmunosupresores.

C. Junguenet

Otros contenidos del dosier: Caída del pelo

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test