El champú en seco: una solución exprés

Marga (30 años) tiene una melena muy larga y muy abundante. Además, su cabello tiende a engrasarse, por lo que debido a sus características especiales, su pelo requiere muchos cuidados: "cuando lo llevaba más corto me lo lavaba todos los días, pero ahora es inviable". Antes de conocer el champú en seco recurría a remedios caseros: "utilizaba polvos de talco, como en su día mi abuela. Echaba un poco en la raíz del cuero cabelludo, masajeaba para que éste absorbiera la grasa y lo cepillaba enérgicamente para deshacerme de los restos".

Sin embargo, el talco no fue una solución, sino una forma de tapar temporalmente el problema, ya que lo que al principio parecía un respiro, acabó convirtiéndose en un calvario: "las raíces se quedaban blanquecinas, el pelo muy opaco y seco. Apagadísimo. ¡Además empezó a salirme caspa y me picaba la cabeza una barbaridad! No sé si estaba relacionado, pero con el miedo consulté en varios foros a ver qué podía hacer. Varias chicas con similares características comentaban que los champús en seco les habían dado muy buenos resultados, por lo que me fui a la perfumería a comprarme uno".

Reduce la frecuencia de lavado

A igual que las usuarias de los foros que había visitado, a Marga el cambio le resultó positivo. Sobre todo porque su melena es muy larga (le llega por debajo del pecho) y así puede mantenerla más tiempo limpia sin necesidad de mojarla todos los días: "para una chica como yo, de pelo graso, poder lavarse la cabeza dos o tres veces por semana es un lujo".

Inconvenientes del champú en seco

No obstante, reconoce los principales inconvenientes del producto: "no hay muchas marcas, aunque cada vez salen más a la venta, y esto hace que sea carísimo en comparación con el champú habitual. Por supuesto el bote dura mucho menos, porque no es fácil medir la cantidad que vas a pulverizar sobre la cabeza y el resultado no se puede comparar al tradicional. No hay como un buen lavado, ¡ese acabado y brillo no te lo da un champú en seco! Además no hay tratamientos específicos en seco. Da igual si tienes las puntas abiertas o lo llevas teñido. No hay distinciones".

Algo que reafirma Gabi (50 años), director de un salón de peluquería en el barrio de Salamanca (Madrid) y que coincide con Marga en que es una "solución temporal". De hecho, el estilista remarca que "si realmente compensara económicamente o el acabado fuera espectacular, nos quitaríamos de lavar cabezas. Está bien para cuando una se quiera hacer un recogido y esté con él sucio para que el peinado le aguante, porque absorbe bastante bien la grasa. Ahora, para llevar la melena suelta, lo mejor es una buen lavado con un champú adecuado al tipo de cabello, una buena crema y si se puede, un tratamiento de queratina".

Ventajas: un remedio rápido

También puede ser una buena solución -continúa Gabi- para esas mujeres que se pasan fuera de casa de la mañana a la noche y que, de pronto, al final del día tienen que acudir a algún sitio y deben arreglarse el pelo rápidamente en la oficina. Digamos que podría formar parte de ese kit de supervivencia que llevan las mujeres en el bolso, con su cepillo de dientes, su par de medias, el maquillaje y por qué no, su champú”.

Si te vas a animar a probarlo, hay varias marcas disponibles en el mercado. Su precio ronda entre los 4 y 5€. La casa Garnier recomienda agitar enérgicamente el bote antes de usarlo, pulverizar el producto a unos 15 ó 20 centímetros de distancia de la raíz, masajear después con la yema de los dedos todo el cuero cabelludo y dejar actuar unos dos minutos para que éste haga efecto. A continuación, deberemos cepillar el pelo para retirar los restos y ¡voilà! ¡Pelo limpio sin pasar por el grifo! 

Otros contenidos del dosier: Consejos para cuidar tu cabello

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test