¿Cómo peinarse para una entrevista de trabajo?

Un peinado sobrio y cuidado  

¿Qué peinado debemos elegir? Todo depende del trabajo, evidentemente, pero sea cual sea, siempre es mejor adoptar un look sobrio y de colores neutros. A primera vista, una melena de color rojo fuego puede resultar un poco agresiva. Lo mismo ocurre con el peinado: es preferible elegir un peinado discreto y muy cuidado, ya tengamos el pelo corto o largo. Como norma general, la idea es buscar pulcritud. Para empezar, nos lavamos el pelo por la mañana del día D. Así, la persona que nos entreviste no tendrá la menor duda sobre nuestra higiene. Después nos secamos el pelo con el secador para dar un poco de forma al pelo.

El peinado perfecto para dar en el clavo

Para las mujeres que tienen el pelo largo, es mejor optar por una coleta baja, más dulce y menos agresiva que una cola alta. También podemos hacernos una trenza, no muy apretada, ya que las trenzas están muy de moda. Es un peinado chic, ni chapado a la antigua ni demasiado moderno.

Si tienes el pelo corto, no hay duda: tienes que darle forma. Sécate el pelo con la ayuda de un secador y dale forma con los dedos. También puedes utilizar productos de peluquería, pero lo más importante es aplicarlos con moderación.

Una coleta baja para domar el pelo rizado

Si tienes el pelo muy rizado, es muy difícil peinarlo. Un montón de pelo alrededor de la cabeza no siempre favorece, ni da buena imagen. En este caso, puedes recogerte el pelo en una coleta, de forma que reduces el volumen de pelo alrededor de la cara y la despejas.

Peinados a evitar

El pelo totalmente recogido y echado hacia atrás, típico look de secretaria, no siempre es el acertado, ya que da sensación de rectitud, lo cual no siempre es lo más apropiado para una entrevista de trabajo. Así pues, evita las coletas de caballo y los moños altos muy tirantes, sobre todo si tienes rasgos muy fuertes.

El truco del profesional: la diadema

¿Por qué no utilizar una diadema para un look bohemio? La colocamos a dos centímetros de la nuca y metemos el pelo, de forma que la diadema quede tapada, formando así una especie de rodillo. Así, te asegurarás de parecer sexy pero sin llamar demasiado la atención. Otra ventaja: este tipo de peinado alarga la silueta. También puedes ponerte una diadema clásica, pero correrás el riesgo de parecer estar pasada de moda. Por último, puedes usar algún pequeño accesorio de pelo, como una horquilla bonita y discreta.

S. Bourquin

Comentarios

Artículos destacados

Flacidez: cómo combatirla
Flacidez: cómo combatirla

Es cierto. Hay pocas cosas más molestas, en lo que a estética se refiere, que la flacidez en los brazos, glúteos, abdomen...

Consejos antes de un aumento de pecho
Adiós a la piel grasa
10 años menos con maquillaje
10 remedios para tu rostro
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test