Cómo hacer push ups correctamente

Hacer ejercicio es totalmente beneficioso, no sólo nos hace lucir mejor estéticamente, tonificando nuestros músculos y revitalizando la piel, sino que además le hace muy bien al organismo en general y, por si fuera poco, estudios recientes han comprobado que mientras nos ejercitamos liberamos endorfinas, la hormona de la felicidad, así que también nos hace muy felices.

Lo mejor de todo esto, es que podemos ejercitarnos en cualquier lugar, sólo tenemos que saber el tipo de ejercicio que nuestro cuerpo necesita, dependiendo de los objetivos que queramos conseguir. En este caso te diremos para qué sirven las flexiones push ups y cómo hacerlas, para que empieces cuanto antes tu entrenamiento.

Las flexiones push ups, también conocidas como lagartijas de push ups, no son nada raro, son las flexiones de pecho que conoces, en las que el individuo se dispone boca abajo, con los brazos flexionados y se empuja hacia arriba (de allí el adjetivo push ups).

Sirven para tonificar los pectorales (el mayor y el menor) y los músculos de los brazos, especialmente los de los deltoides y tríceps, pero como la mayoría de los ejercicios, suponen un trabajo integral del cuerpo, también se trabajan los músculos del tronco, del abdomen, los glúteos y el muslo delantero de las piernas, así como algunos de la espalda. Es ideal para tener un cuerpo perfecto. Puedes empezar haciendo 10 repeticiones e ir aumentando de 15 en 15.

Aprende a hacer push ups correctamente en 8 pasos

  1. El estiramiento es el primer paso a la hora de hacer cualquier tipo de ejercicio, porque acondiciona el cuerpo para realizar la actividad física. Si no hacemos estiramientos antes de empezar la rutina, podemos dañar algunas partes de nuestro cuerpo. Para estirar el pecho puedes hacer la conocida postura del guerrero, que consiste en sujetar las manos juntas detrás de la espalda y estirar los brazos, puedes hacerlo durante 15 o 20 segundos. 
  2. Ahora debes ponerte en la posición convencional para hacer flexiones de pecho, de forma horizontal, paralela al suelo (dependiendo de la superficie en la que estés, decides si hacerlas con o sin zapatos).
  3. Mantén tu espalda recta y los hombros hacia atrás, procura que tu cuello también lo esté, así evitarás que se tense. Mientras te ejercitas debes mirar hacia al suelo y te recomendamos que para que logres la posición de tu cuerpo adecuada te mires en el espejo, hasta que te adaptes y te fluya correctamente.
  4. Tus brazos y pies deben estar separados al ancho de los hombros. Si eres principiante y se te dificulta, puedes empezar extendiendo más las manos, pero en la medida en que avances debes procurar acercarlas al ancho recomendado.
  5. Es muy importante que mantengas tus codos hacia adentro y que las manos no estén por encima de la línea central de los hombros.
  6. Este ejercicio representa un gran esfuerzo para las muñecas, en las que se ejerce mucha tensión, que puede reducirse si usas como apoyo principal el borde externo de la mano, en vez de usar la palma completamente extendida.
  7. Flexiona los brazos hasta conseguir un ángulo de 90º, dobla los codos manteniendo todo tu cuerpo recto y contraído, desciende lentamente, sin dejar caer tu cuerpo sobre el suelo, luego lleva tu cuerpo hacia arriba hasta que tus brazos estén rectos.
  8. Mantén tus músculos contraídos y cuida el ritmo de la respiración, lo más recomendable es que inhales mientras desciendes y exhales mientras te empujas hacia arriba.

Cómo te das cuenta, este ejercicio tiene una técnica que tienes que conocer para que veas resultados. En la medida en que hagas una rutina, podrás aumentar el número de flexiones o series y hacerlas con mucha facilidad. De momento, si sientes que es muy difícil para ti, prueba hacerlo con las rodillas apoyadas en el suelo, mientras tus músculos se fortalecen y te permiten hacerlas como indicamos en los pasos descritos. 

TE RECOMENDAMOS: 

20 minutos a la semana para estar en forma

Bootcamp, lo último para ponerse en forma

¿Qué deporte hacer a partir de los 40?

Deporte y corazón: la frecuencia cardiaca

Otros contenidos del dosier: Ejercicio físico para todos

Comentarios

Artículos destacados

Razones científicas para leer más
Razones científicas para leer más

Favorecer la empatía, prevenir enfermedades degenerativas y hasta vivir más tiempo son algunos de los beneficios que nos...

Cómo elegir escuela para sus 3 años
Estrategias para controlar la ira
Por qué nos cuesta tomar decisiones
¿Pasas demasiado tiempo en pareja?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test