En busca de un entrenador personal

Para lucir tipazo, basta con contratar a un entrenador personal. ¡Pero no cualquiera! Además de proponerte ejercicios para los abdominales y los tríceps, éste debe responder a una serie de criterios para que alcances mejor tus objetivos. Para encontrarlo, sigue nuestra guía.

Para cada objetivo, un entrenador

Lo primero es circunscribirse a un objetivo. No debes contratar a un entrenador por casualidad o porque estás aburrida. Su trabajo es ¡hacerte trabajar! Adelgazar, moldear la figura o ganar flexibilidad y bienestar son algunos de los aspectos que pueden motivar la búsqueda de un coach.

  • Si necesitas un empujón para perder algunos kilos, busca un entrenador experto en movimientos para quemar calorías. Lo ideal es que también sepa darte consejos nutricionales.
  • Si lo que quieres es moldear tu silueta y reforzar la musculatura, entonces busca a un experto en máquinas, que sepa combinar un programa de musculación con uno aeróbico. Si te gusta estar al aire libre, puedes optar por un coach experto en jogging que te planifique, por ejemplo, una rutina en bicicleta para hacer cuando estés sola.
  • Si prefieres un enfoque más holístico para ganar flexibilidad, reforzar la musculatura más profunda y mejor la postura, lo que necesitas es un entrenador con formación en Pilates o Yoga.

El camino para alcanzar tu objetivo es tan primordial como la meta misma. Para encontrar a tu guía ideal, es importante que tengas en cuenta tu personalidad, dado que el coach trabajará contigo de manera muy cercana. Es importante que os llevéis bien.

Pedagogías diversas

“Algunos entrenadores tienen un estilo muy directo y dinámico y fomentan la psicología positiva”, detalla Blin. Además, suelen llevar a la persona al límite, ideal para quienes funcionan bajo presión.

Otros, en cambio, desarrollan un coaching más suave, adaptado a la personalidad y al ritmo de cada cual. Más discretos, éstos prodigan palabras de ánimo. Si no estás a gusto con tu cuerpo, esto es lo que necesitas. Hazle preguntas sobre su método de trabajo, las respuestas serán indicaciones muy valiosas en la consecución de tu proyecto.

Preparados para el casting

Tras haber evaluado las características de cada entrenador, sólo te queda un paso para por fin elegir: “¡el feeling!”, asegura Blin. Si en tu gimnasio hay uno o dos entrenadores que te caen bien, entonces fíate de tu instinto. Y pregunta por ahí, así obtendrás información útil sobre tu “candidato” potencial. “Tampoco dudes en tener una sesión de prueba, la cual no te compromete a nada”, aconseja Sébastien Ledoux, coach del ClubMed Gym Waou, de París. El entrenador insiste en la idea de afinidad, que sólo se descubre a través de la experiencia. “A veces, hay que probar varios preparadores hasta dar con el bueno”.

¿Donde encontrar a tu entrenador personal?

Todo depende de tu situación económica. Puedes “reclutarlo” en un gimnasio, que es la solución menos costosa porque te permitirá aprovechar la infraestructura del club para entrenarte. Si prefieres algo a domicilio, debes saber que las tarifas con más elevadas. También puedes buscar en Internet.

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Fitness

Comentarios

Artículos destacados

Cómo pedir perdón
Cómo pedir perdón

A lo largo de nuestra vida nos veremos expuestos en infinidad de ocasiones ofendiendo a alguien, y muchas veces seremos...

Parejas e Internet: relación de amor-odio
Sueño con viajar
Sueño con la caída del cabello
Ir al colegio: ¿cuánto antes mejor?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test