Entrevista a Simon Waterson, el entrenador de las estrellas

Doctissimo: ¿Cómo se convierte uno en entrenador de las estrellas?

Simon Waterson: En mi caso fue algo accidental. Comencé mi carrera como marino del Reino Unido y después me hice entrenador físico. Conocí a mucha gente y mi manera de trabajar se difundió gracias al boca a boca. El método que utilizo para obtener resultados rápidamente y la manera estricta de entrenar a mis alumnos han funcionado bien. Entré en el mundo del show business a través de algunos contactos.

D: ¿En qué consiste su método?

S.W: Se trata de asociar una dieta estricta con una actividad física. Arrancamos de manera muy fuerte. Para establecer la dieta, tengo en cuenta que cada individuo puede tener una cultura alimentaria diferente, de modo que basta con adaptar su alimentación partiendo de una regla básica: nada de glúcidos después del mediodía. Es mi filosofía de base. Después, entreno a mis clientes en función de sus objetivos.

D: ¿Es sobre todo entrenador de hombres?

S.W: Es verdad que en los últimos años he entrenado a muchos hombres conocidos en el mundo del cine, como Daniel Craig o Jake Gyllenhaal. Pero, en realidad, en mi carrera como entrenador me he ocupado más de las mujeres que de los hombres. Hace algunos años, por ejemplo, fui entrenador de la actriz francesa Sophie Marceau. Incluso si mi método es muy estricto y difícil de seguir, muchas mujeres lo aprecian porque los resultados se ven rápidamente. De esta manera mantienen la motivación y alcanzan mejor sus objetivos.

D: ¿Su método, tan estricto, es sólo para personas en muy buen estado físico?

S.W: Mi método es estricto porque creo que es indispensable arrancar de manera intensa para obtener resultados inmediatos y cambiar la mentalidad de mis clientes. Pero siempre adapto la dificultad de los ejercicios en función del nivel de la gente a la que entreno. Cualquiera puede seguir mi entrenamiento, no hace falta ser deportista.

D: ¿Es más difícil entrenar a la estrellas?

S.W: A partir del momento en que estas personalidades se motivan, deja de ser difícil. Simplemente hay que adaptarse a sus necesidades. Para la película Príncipe de Persia debí adaptar mi entrenamiento a las necesidades específicas del deporte de combate. Para un actor, estar en buena forma, sobre todo en un film de acción, no basta. Los movimientos tienen que ser rápidos y fluidos, la fuerza de los héroes debe ser natural. Por eso, con Jake Gyllenhaal y Halle Berry me concentré en los ejercicios de aceleración del movimiento, en la flexibilidad y la agilidad. Es desarrollando esas capacidades físicas que obtienen un cuerpo esbelto y musculoso.

D: ¿Todo el mundo puede acceder a sus servicios?

S.W: Sí, no me limito a entrenar estrellas de Hollywood. Es verdad que en estos momentos tengo la agenda bastante cargada pero en cuanto regreso a Londres entreno a personas totalmente desconocidas, que, por otra parte, ¡son las que prefiero! Mantener los pies en la tierra, concentrarse en objetivos reales y confrontarse a la vida de personas como tú y como yo me motiva enormemente. Mientras espero el momento de estar más disponible, he escrito algunos libros y realizado algunos DVD de entrenamiento para el gran público (en inglés).
L. Woodward

Otros contenidos del dosier: Fitness

Comentarios

Artículos destacados

Tu mejor amigo: ¿amistad o amor?
Tu mejor amigo: ¿amistad o amor?

Siempre se ha dicho que entre la amistad y el amor hay una delgada línea y es cierto que muchas parejas han sido amigos...

¿Te quieren despedir?
¿Tiene miedo o no quiere nada conmigo?
Qué es la tanatología
La pareja y la llegada del primer bebé
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test