5 buenas razones para pasarse al Lomi Lomi

El Lomi Lomi, utilizado antiguamente en Polinesia por los curanderos tradicionales de las islas hawaianas, llega hoy al viejo continente. “Este masaje, además de procurarnos un inmenso bienestar, nos lleva a un universo de sensualidad y relajación”, asegura Nesline, masajista del spa francés Cinq Mondes. Te damos cinco razones para abonarte al Lomi Lomi.

¡Un verdadero cambio de aires!

Disfrutar de un masaje Lomi-Lomi es emprender un largo viaje hasta la Polinesia. ¡Empezando por los olores! El recorrido sensorial comienza con una pulverización por todo el cuerpo con agua de belleza y continúa surcando los efluvios de un aceite enriquecido en Noni y Monoi de Tahití hasta maravillarnos con los aromas de los aceites esenciales de vainilla, naranja y benjuí. Aunque cada instituto desarrolla su propia visión olfativa, ¡todos ofrecen una verdadera sensación de exotismo!

¡Fluido y relajante!

Las técnicas de masaje hawaianas son únicas. “Se constituyen de grandes movimientos fluidos y rítmicos llevados a cabo con los antebrazos, los codos y las manos, explica Nesline. Las maniobras combinan movimientos de alisado y amasamiento con los puños cerrados, los dedos replegados, los antebrazos… En definitiva, una sensación envolvente increíblemente fluida que nos arrastra hasta un profundo océano de bienestar. Esta técnica tiene como objetivo principal liberar los bloqueos energéticos, tanto psíquicos como físicos. De ahí, sin duda, la gran sensación de relajación.

¡Fuente de vitalidad y bienestar!

La aplicación de una piedra caliente en los puntos clave (coxis, plexo solar, entre los hombros, parte baja de la espalda y nuca) reactiva la circulación de la energía vital. “El aspecto energético del masaje Lomi Lomi es intensificado por la estimulación de puntos precisos de acupresión en pies y manos, en función de las necesidades de cada uno: antiestrés, relajante…”, añade la masajista.

Un dato curioso: En las manos existen 14 micromeridianos que pueden regular hasta 345 puntos de órganos internos del cuerpo. ¡Una especie de acupuntura pero sin agujas!

¡Bueno para reestablecer el diálogo!

La mayoría del tiempo, gran cantidad de pensamientos a propósito de nuestro cuerpo se precipitan dentro de nuestra cabeza. Soñamos con un cuerpo más delgado, más firme, menos estresado… En esos casos, el masaje se efectúa siguiendo una secuencia inédita que propicia la liberación de la mente para retornar a las sensaciones físicas…

“Se masajean primero un brazo y una mano, después la pierna y el pie opuestos, luego la otra pierna y, por último, el brazo y la mano opuestas. Y se deja la cabeza para el final”, detalla Nesline. Casi casi como una estrella… ¡de mar, claro! Largos alisamientos corporales realzan regularmente estas maniobras creando una sensación de unidad y bienestar total.

¡Pura filosofía!

Procedente de una tradición ancestral, este masaje está impregnado de la filosofía hawaiana: la Huna. Un principio muy estimado por los maestros curadores según el cual un masaje debe efectuarse mediante toques agradables por un práctico con un corazón lleno de afecto por su paciente.

Desde el principio, el masaje nos envuelve en un sentimiento de afabilidad y de buena acogida. Un poco como si aterrizásemos en Hawái y nos recibiesen con un collar de flores, símbolo de su hospitalidad.

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Masajes

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test