Reiki: bienestar asegurado

Nos pasamos el día pegados al ordenador o al móvil, lo que nos causa verdaderas pérdidas de energía. Hecho que explica que nos sintamos rotos y para el arrastre, o lo que es lo mismo en baja forma. Desde el punto de vista oriental, este tipo de fatiga se debe a una pérdida de energía vital o Qi. El estrés y la contaminación perturban su libre circulación causándonos bajones que, a la larga, se instalan de manera crónica. Si no hacemos nada para impedirlo, las tensiones se acumulan y provocan mayor irritabilidad o insomnio. ¡Controla tu capital energético con el Reiki!

Los orígenes del Reiki

El Reiki, juzgado a veces como esotérico (por desconocimiento, sin duda), se trata en realidad de una técnica de origen japonés que data de principios del siglo XX. Su fundador Mikao Usui (1865-1926) lo descubrió mientras meditaba y tras alcanzar el Satori, o la iluminación dentro el budismo zen.

En japonés, “Rei” significa universal e incluye la materia, el alma y la mente, y “Ki” nos remite a la energía vital que tenemos dentro.

El Reiki no llega a Occidente hasta 1937, después de pasar por Hawái. Hoy en día, esta disciplina se enseña en determinados centros de deporte e incluso en balnearios y spas.

Los grandes principios del Reiki

El Reiki forma parte de las llamadas terapias energéticas. Restablece la circulación de la energía y de la fuerza vital con el objetivo de reactivar la dinámica corporal con una simple imposición de manos. Para resumir, nos permite acceder a la fuerza mental, tal y como explican los profesionales del Reiki tradicional, para tratar enfermedades y desequilibrios físicos, mentales o emocionales.

El método de sanación se basa en un principio según el cual todos seríamos portadores de una energía universal que puede transmitirse una vez canalizada. Una sesión de Reiki proporciona los mismos efectos que una sesión de meditación.

El Reiki en la práctica

Se parece mucho a un masaje firme de tipo energético. Acostada en una camilla, primero de espaldas y luego boca abajo, el masaje se recibe con la ropa puesta.

El especialista impone sus manos, sin tocar directamente, sobre diferentes partes del cuerpo, empezando por la cabeza. Cada imposición dura varios minutos. Según sus seguidores, la energía universal posee una inteligencia propia que le permite dirigirse allí donde es necesaria.

En cuestión de minutos nos sentiremos invadidos por una dulce sensación de aturdimiento e incluso de calor, en el lugar sobre el que se sitúan las manos. Un estado que se asemeja al de un profundo relajamiento. Algunas personas lo viven como si de un sueño se tratase. Otras, “sienten” la energía circular, y a veces acompañada de sensaciones visuales en color.

Los beneficios del Reiki

Las sesiones de Reiki permiten optimizar la energía a diario. Funcionan como un verdadero estimulante natural aumentando el bienestar y las ganas de vivir. Su acción es igualmente eficaz para el cansancio, el estrés, la ansiedad, el insomnio…

Una sesión dura alrededor de 45 minutos. Al igual que cualquier otra terapia, el número aconsejado de sesiones dependerá del estado de cada persona y momento.

C. Maillard

Para más información: Federación Española de Reiki 

Otros contenidos del dosier: Masajes

Comentarios

Artículos destacados

¿Sirven los libros de autoayuda?
¿Sirven los libros de autoayuda?

En una sociedad donde cada vez prima más la búsqueda de la tan ansiada felicidad, no extraña ver el éxito que suscitan...

Cómo pedir perdón
Parejas e Internet: relación de amor-odio
Sueño con viajar
Sueño con la caída del cabello
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test