Aceites esenciales para el cabello

Los aceites esenciales pueden utilizarse para el cuidado del cabello. Pueden favorecer el crecimiento, fortalecerlo, calmar un cuero cabelludo irritado o también ayudar al pelo seco o demasiado graso.

Aceites esenciales para acelerar el crecimiento del cabello

El pelo crece generalmente entre 0,8 y 1 cm al mes. Está compuesto por dos partes, la raíz y el tallo. La raíz encierra el bulbo que se alimenta por medio de los vasos sanguíneos. Estos últimos le aportan los nutrientes necesarios. Son estos nutrientes los que actúan en la fabricación de la melanina - responsable del color del cabello - y de queratina - que garantiza una buena resistencia del pelo. La segregación permanente de queratina hace que crezca hacia dentro.

Para favorecer el crecimiento del cabello, se pueden utilizar diferentes aceites esenciales. Como norma general hay que frotar con aceites esenciales diluidos antes de cada lavado. Dejamos actuar unos quince minutos antes de lavarlo con un champú suave.

Podemos diluir 5 gotas de aceite esencial de Bahía Saint-Thomas. Este aceite, dosificado en un máximo de un 0,5 %, tonifica y a la vez produce un efecto calor.

El aceite esencial de menta piperita también tiene efectos beneficiosos. Favorece un crecimiento más rápido al estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo. El bulbo recibe así más nutrientes y el pelo crece más rápido.

El aceite esencial de limón fortalece las paredes de los vasos sanguíneos y fluidifica la sangre. Aporta vitalidad y crecimiento al cabello. Los aceites esenciales no se deben de utilizar directamente puros sobre el cabello.

Aceites esenciales para fortalecer el cabello

Como complemento de una alimentación variada y equilibrada, los aceites esenciales pueden volver a dar vigor al cabello. Podemos aplicar 10 gotas de aceite esencial de romero cineol diluidas en una base neutra. Esta preparación se aplica en los largos del cabello masajeando cada mechón para que penetre bien. Dejamos reposar una hora protegido con una toalla caliente antes de lavarlo con un champú suave. Se pueden diluir 10 gotas de aceite esencial de salvia sclarea en un aceite vegetal. Aunque el cabello sea una fibra completamente inanimada, es testigo de nuestro estado de salud general.

Aceites esenciales para calmar el cuero cabelludo

El cuero cabelludo puede estar irritado por la contaminación, por una mala alimentación, por estrés, por cansancio. Usar algunos aceites esenciales puede ayudar a calmarlo. Los aceites esenciales de romero y de lavanda son especialmente eficaces. Basta con diluir unas gotas en el champú, utilizarlo en un spray o diluirlo en aceite vegetal.

El aceite esencial de geranio de Egipto es un excelente astringente de la epidermis, un tónico cutáneo y linfático. También tiene virtudes antibacterianas, antifúngicas y ayuda a la regeneración de las células. Permite calmar de manera eficaz el cuero cabelludo irritado.

Los aceites esenciales de lavandula abrial, de lavanda fina y de semillas de naranja amarga también son recomendados. También tienen un efecto relajante y calmante. Como los otros aceites esenciales, no se deben de utilizar puros sobre el cabello, sino diluidos en aceite vegetal de jojoba o de aguacate.

Aceites esenciales para el cabello muy seco

El cabello puede estar seco cuando le falten lípidos y cuando la actividad de las glándulas sebáceas no sea lo suficientemente eficaz. Hay que reequilibrar estas insuficiencias.

Para esto, es especialmente eficaz el aceite esencial de ylang-ylang. Tiene a la vez un efecto regulador en la secreción de sebo y una acción purificante. Se utiliza diluido en aceite vegetal que aplicaremos mechón a mechón antes de lavarse el pelo con un champú suave.

El aceite esencial de katafray también es muy eficaz.

Aceites esenciales para el cabello muy graso

El sebo del cuero cabelludo es una película grasa que está en el largo del cabello para darle suavidad y brillo. La superproducción de sebo puede deberse a un desajuste hormonal, al estrés, a una mala alimentación, a la contaminación, a los rayos ultravioletas, etc.

Para tratar el cabello graso, podemos utilizar los aceites esenciales de bergamota, de limón, de cedro del Atlas, de pomelo, de salvia sclarea o de laurel noble a razón de 2 o 3 gotas en una nuez de champú.

El aceite esencial de avellana también permite regular la producción de sebo y de alimentar el cabello sin dejar una película grasa.

Otros contenidos del dosier: Aceites esenciales

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test