Sofrología para acabar con el bruxismo

Este problema se produce tanto de día como de noche, aunque suele ser más habitual cuando dormimos, el factor que desencadena el brusxismo es desconocido, expertos afirman que una causa puede ser el estrés, y por ello puede ser una manera involuntaria que tiene el subconsciente de liberar dicho estrés acumulado.
Lo que sí está claro es que puede causar efectos negativos en nuestro organismo si no lo controlamos bien.

El bruxismo puede desgastar los dientes y ser tan ruidoso en las noches como para llegar a molestar el sueño de los compañeros de dormitorio.
Como veníamos diciendo, este trastorno está caracterizado por movimientos invariables de la mandíbula acompañados generalmente de un rechinamiento dental que se produce en momentos que no están vinculados con la actividad masticatoria y que provocan desgaste de los dientes así como dolor de la articulación mandibular.
Según los expertos puede ser céntrico, cuando sólo es apretar los dientes, o excéntrico cuando además de apretar también se frotan los dientes. Puede darse a cualquier edad, aunque es más frecuente en niños y en adultos de entre 25 y 40 años.

Síntomas de bruxismo

Entre los síntomas que se manifiestan en una persona que padece de bruxismo, encontramos principalmente los siguientes: 

  • Estrés y ansiedad.
  • Ruidos articulares.
  • Dolor de oído.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor o inflamación de la mandíbula.
  • Desgaste acelerado y prematuro de los dientes.
  • Pérdida de esmalte dental.
  • Trastornos del sueño.

También un síntoma muy común del bruxismo es la excesiva sensibilidad dental al cepillado o a los alimentos calientes o fríos, debido a que la pérdida de esmalte deja expuesta la dentina a los estímulos mecánicos o térmicos.

  • Dolor facial.
  • Fracturas dentales.
  • Rigidez muscular.
  • Hipertrofia de los músculos maseteros (los que se encargan de la masticación).

A día de hoy no existe ningún medicamento que cure el bruxismo. Las secuelas del apretamiento dental son diversos, desde el desgaste terminal de los dientes con su consiguiente pérdida de esmalte, hasta el debilitamiento y posibilidad de fractura, el dolor agudo y crónico de mandíbula, las migrañas y alteraciones del sueño, etc.
El problema del bruxismo lo suelen tratar los dentistas, que apuestan como tratamiento convencional el uso de artilugios protésicos, como una férula de descarga. Su objetivo final es que el apretamiento dental no afecte a los dientes sino a la placa.

Pero existen otras técnicas para mitigar esta molestia que nada tienen que ver con el uso de aparatos, sino con la ayuda psicológica y física de la persona mediante la relajación. ¿Has oído hablar de la sofrología? Te lo proponemos como una alternativa al empleo de aparatos nocturnos que pueden llegar a ser pesados y que además no curan el problema, en cambio la sofrologia ayuda a tu boca y también a tu mente, consiguiendo que puedas sentirte bien contigo mismo.

Sofrología contra el bruxismo

La Sofrología Caycediana es la sofrología original que fue creada por el Dr. Alfonso Caycedo, médico psiquiatra, en 1960. Por el origen de esta dolencia, doctores como el Dr. Solans, consideran que este trastorno podría paliarse con técnicas de relajación: “El efecto sanador que la Sofrología Caycediana tiene sobre la ansiedad es conocido y reconocido por todas las personas que la enseñamos y practicamos”.
La sofrología es una disciplina que utiliza técnicas de relajación como medio para el desarrollo del bienestar psicofísico de las personas, unificando los conocimientos de la ciencia occidental con técnicas de meditación y relajación de la sabiduría oriental.

El método utilizado en Sofrología es la relajación dinámica, consiste en una serie de técnicas de relajación, ejercicios respiratorios, movimientos corporales y estrategias de activación mental que tienen como fin la conquista de un estado físico de relajación y el desarrollo de una consciencia serena. 

El objetivo principal de la Sofrología es promover la salud psicofísica y el bienestar, reforzando las actitudes positivas y los valores humanos, desarrollando la capacidad de gestión del estrés y de las emociones negativas.
Según el Dr. Solans, “la sofrología se establece como un método imprescindible para el tratamiento del bruxismo puesto que es el único tratamiento que incide sobre la causa de esta enfermedad. Cualquier otro tipo de tratamiento, desde el ajuste oclusal hasta la placa de descarga pasando por los psicotrópicos, son capaces de mejorar el síntoma pero olvidan tratar la respuesta emocional que da el paciente a las circunstancias de su vida”.

La sofrología nació en el medio hospitalario, y posteriormente se ha ido desarrollando en diversos campos como el de la pedagogía, el del deporte y en el campo de la empresa. “Se puede afirmar –añade el Dr. Solans- que entre la pluralidad de factores a los que se atribuye históricamente la causa del bruxismo existe siempre como origen común el estrés emocional, consecuencia de la ansiedad,  la angustia y el malestar”.  Y es que cerca del 45% de la población sufre bruxismo, detrás del cual se esconde como principal factor de esta dolencia, el estrés emocional.

Europa Press

Otros contenidos del dosier: Sofrología

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test