Remedios naturales y medicamentos para tratar la fiebre en el adulto

De media, la temperatura corporal normal es de unos 37 ºC (entre 36,5 y 37,5 ºC según las personas). Hablamos de fiebre leve hasta los 38 ºC, de fiebre moderada entre 38 y 38,5 ºC, y de fiebre fuerte a partir de 39 ºC.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre es una subida de la temperatura (hipertermia) que prueba que tu cuerpo se defiende contra un agresor, como una infección microbiana por ejemplo. “La intensificación de la actividad enzimática y oxidativa necesaria para la destrucción del enemigo desencadena la aceleración de todos los metabolismos (intercambios celulares, circulación sanguínea, ritmo respiratorio), todas las cosas que producen calor”, explica Christopher Vasey, naturópata y autor de La fiebre, tu gran aliada, de la editorial Obelisco.  

Causas y síntomas asociados al estado febril

La causa más frecuente de la fiebre es una infección microbiana, pero también puede deberse a una intoxicación (alimentos en mal estado, setas tóxicas, veneno de serpiente…), a unos alérgenos en el caso de personas alérgicas o incluso a una destrucción importante de los tejidos debido a una herida o una intervención. Los síntomas que acompañan a la fiebre son un malestar general, dolores difusos en los miembros, sensación de decaimiento, escalofríos, pérdida de apetito y, por último, crisis, sudoración abundante y orina oscura.

Estado febril: ¿cuándo debes preocuparte?

Los signos de que la fiebre está empeorando son una temperatura demasiado elevada (a partir de 39 ºC) o durante demasiado tiempo, acompañada de una sensación de cansancio. Asimismo, también puedes sentir dolores intensos, espasmos y fuertes cefaleas o dolores de cabeza que te pueden conducir a un episodio de delirio con conversaciones confusas e incoherentes. “Resulta importante controlar la fiebre ya que puedes perder las fuerzas.Y una vez agotado, el cuerpo ya no puede defenderse con eficacia de los agentes externos. Por tanto, es necesario ir controlando la fiebre y, en caso necesario, buscar el modo de bajarla”, continúa el autor.

Reposo y plantas medicinales: tratamientos sencillos contra la fiebre

Si tienes fiebre, el mejor remedio es acostarse, descansar y beber muchos líquidos. Pero ten en cuenta que no se recomienda tratar la fiebre para que desaparezca puesto que, al hacerlo, también bloqueas las reacciones defensoras creadas por el cuerpo y el sistema inmunitario. Solo debe cortarse una fiebre demasiado intensa que no pueda soportarse, como cuando se producen picos de fiebre de 40 ºC, o cuando se queda estancada a 39 ºC. En este caso, se recomiendan plantas medicinales antipiréticas (que hacen que la fiebre baje). “Puedes tomar sauce blanco o ulmaria en forma de cápsulas, de venta en herboristerías o farmacias. La dosis recomendada es de 3 a 6 cápsulas al día tomadas con agua, hasta que la fiebre baje”, añade Christopher Vasey. No dudes en pedir consejo a un naturópata o al farmacéutico.

Hipertermia y remedios de la abuela

La hidroterapia (tratamiento con agua) fría, bien dosificada, es la mejor manera de conseguir bajar la fiebre, sin cortarla completamente. El contacto del agua fría con el cuerpo consigue que el cuerpo pierda el exceso de calor, el cual también ralentiza la intensidad de los metabolismos. Las aplicaciones más habituales son las envolturas de algunas partes del cuerpo con paños húmedos. Por ejemplo, puedes envolverte las pantorrillas con paños que previamente hayas empapado en agua fría y hayas escurrido ligeramente. Cambia los paños cada pocos minutos y repite el proceso 3 ó 4 veces, tres veces al día. Otro remedio: las zapatillas de vinagre. Consiste en enrollarse los pies en unos paños que han sido sumergidos en una mezcla de agua fría y vinagre. Por último, también cubrirte el pecho con un paño húmedo.

Medicamentos contra la fiebre: cuidado con la automedicación

El paracetamol (no sobrepasar los 4 g al día para un adulto) es la molécula de referencia contra la fiebre y el dolor, pero la aspirina y el ibuprofeno también consiguen bajar la temperatura cuando se tiene fiebre. Antes de tomar algún medicamento (resulta inútil tomarlo cuando la temperatura no llega a los 38,5 ºC y no se tiene ningún otro síntoma), no dudes en consultarlo con el médico o farmacéutico. En ningún caso debes automedicarte, ya que puede resultar perjudicial para la salud si combinas diversos medicamentos que no son compatibles o en el caso de medicamentos que deban adquirirse con receta médica.

Las interacciones entre medicamentos pueden resultar muy peligrosas para la salud. En efecto, algunos de los medicamentos para el tratamiento de los resfriados accesibles en venta libre (sin necesidad de receta médica) pueden tener efectos indeseables serios (accidentes neurológicos o cardiovasculares), sobre todo en el caso de medicamentos descongestivos con efecto vasoconstrictor2.

Recuerda, los estados febriles fatigan, por lo que debes cuidarte haciendo reposo e hidratándote bien (bebe al menos 1,5 litros de agua al día). Por último, si necesitas una pequeña ayuda porque tienes que hablar en público o cualquier otro compromiso, no dudes en tomar cápsulas de sauce y ulmaria, que están emparentadas con la aspirina natural. 

D. Bourdet

Fuentes:

1. Entrevista con Christopher Vasey, naturópata y autor de La fiebre, tu gran aliada, publicado por la editorial Obelisco. www.christophervasey.ch.

2. "Décongestionnants de la sphère ORL renfermant un vasoconstricteur", ANSM (Agencia francesa de Seguridad del Medicamento y de los productos sanitarios), diciembre 2012.

Otros contenidos del dosier: Terapias y remedios naturales

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test