Lo esencial sobre la gravitoterapia

¿En qué consiste exactamente?

La gravitoterapia consiste en colocar el cuerpo en una postura total o parcialmente invertida  con la ayuda de un inversor, un aparato sencillo, de fácil manejo, que no requiere ayuda de terceras personas para colocarse en él. En el mercado hay varios modelos, algunos más cómodos que otros. Los mejores son en forma de trípode, que llevan un escalón donde colocar la parte alta de los muslos, de manera que cuelgan la pelvis y la columna, y los pies quedan recogidos sin sujeciones opresivas.

¿Cómo actúa?

Colocando el cuerpo cabeza abajo favorecemos una serie de reacciones musculares, óseas y orgánicas que repercuten en una mejora de la salud en general y en una eficaz corrección postural. Basta con 5 o 10 minutos para que el organismo inicie sus propios mecanismos de autorregulación, prevención e incluso curación. Son suficientes dos sesiones a la semana, más adelante pueden espaciarse a modo de mantenimiento. Solo con la placentera sensación de no soportar el peso del cuerpo ya notamos algunos efectos positivos. A la par, se muestran por sí mismas con claridad las regiones en las que se acumula mayor rigidez y dolor, proceso indispensable para ganar conciencia corporal y adoptar hábitos posturales correctos.

La contrapostura mecánica facilita respuestas tanto en el conjunto músculo-esquelético como a nivel visceral o de las fascias, ayudando a la descongestión de estas zonas, así como a una mayor irrigación sanguínea y linfática de sus rincones, donde habitualmente no llega de manera tan óptima.

En algunos centros, se ofrece también un masaje específico, estando el paciente en esta posición invertida,  para aliviar y  ayudar a destensar las zonas más problemáticas.

Beneficios de la gravitoretapia

A parte de la corrección postural que hemos mencionado, tiene un sinfín de beneficios sobre el organismo. A nivel músculo-esquelético previene y ayuda a solucionar  contracturas, pinzamientos, dolores erráticos, hernias discales, escoliosis, cifosis o lordosis, también la osteoporosis. Pero son igual de interesantes sus efectos sobre la circulación sanguínea y linfática, así como la influencia sobre las glándulas endocrinas, aliviando muchas de las dolencias físico-mentales existentes: nerviosismo, fatiga, insomnio, dolor y pesadez de cabeza, falta de atención y dispersión, estrés…

Si repasamos de pies a cabeza, a medio plazo encontramos mejoras en: juanetes, dedos en martillo o garra, artritis o artrosis de tobillo, edemas y varices, artrosis y artritis de la rodilla, celulitis de muslo y glúteos, acortamiento de los isquiotibiales, degeneración de la cadera y dolores ciáticos, lumbagos, hernias, órganos sexuales, tránsito intestinal, trastornos hepato-digestivos, la vista e incluso la caída del cabello.

No es una panacea, como podría parecer, pero los que lo han probado, halagan sus virtudes.

Contraindicaciones

Hay que tener en cuenta que en ocasiones el organismo no está capacitado para hacer un esfuerzo para regularse por sí mismo, ya que tiene bastante trabajo en mantener su equilibrio debido a estadios de mayor gravedad metabólica, como es el caso de fracturas recientes aún dolorosas, artritis reumáticas en fase aguda, aneurismas o accidentes vasculares cerebrales, cirugía interna reciente, enfermedades cardio-pulmonares descompensadas, hipertensión arterial, glaucoma, desprendimiento de retina, miopías importantes, o tercer trimestre de embarazo.

Por regla general, se recomienda consultar al médico previamente antes del inicio de cualquier programa de mantenimiento corporal.

¿Dónde?

La gravitoterapia no es muy conocida, ya que sus creadores, inspirándose en una práctica que realizaban atletas americanos y mejorándola, la integran en un conjunto de terapias más amplia. Los encontraréis fácilmente, así como a los profesionales más cercanos a vuestro lugar de residencia en Sistema ARC.

Otros contenidos del dosier: Terapias y remedios naturales

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test