Náuseas: 10 remedios naturales para aliviar las ganas de vomitar

¡Cuidado! Estos remedios naturales caseros no reemplazan los tratamientos médicos. Si los síntomas continúan o se agravan, consulta con tu médico de cabecera.

Aceite esencial de limón

El aceite esencial de limón posee virtudes contra las náuseas gracias a sus propiedades digestivas y su agradable perfume fresco. También es antiviral, antibacteriana, tónica digestiva y fluidificante de la sangre. Es efectiva en caso de infección (gastroenteritis), náuseas, cansancio hepático y pancreático, digestión difícil y piernas pesadas.

Echa una gota en una pastilla neutra, una miga de pan, un poco de miel de tomillo entre 1 a 3 veces al día después de una comida ligera. También puedes respirarla en un pañuelo en el momento de las náuseas.

No se debe utilizar durante los 3 primeros meses de embarazo ni con menores de 3 años.

Una tisana de melisa

La melisa es apreciada por sus virtudes para la digestión, contra los espasmos, los gases, el reflujo gástrico y por su acción relajante. Actúa en el eje cerebro/intestino. Es ideal en caso de migraña, de indigestión, de ansiedad y de cólico en los niños pequeños.

Calcula 1 cucharada de café de sumidad florida (partes aéreas) para 1 bol de agua hirviendo y deja luego infusionar durante unos diez minutos. Bebe 3 tazas al día después de cada comida hasta que notes mejoría.

Las mujeres embarazadas deberán evitar tomarla.

Crab Apple o manzano silvestre en Flor de Bach

Las flores de Bach hacen desaparecer bloqueos emocionales que obstaculizan la cura. Crab Apple purifica el cuerpo y los pensamientos con un sentimiento de vergüenza y de asco. También se recomienda en caso de cansancio, problemas de la piel y de digestión, entre los que se incluyen náuseas y vómitos.

Las flores de Bach se deben de tomar durante 21 días a razón de 3 gotas debajo de la lengua que se deberán guardar durante 1 minuto antes de tragar, realizando la operación 3 veces al día fuera de horario de comidas.

No se debe de utilizar con las personas en fase de abstinencia, con los niños y con mujeres embarazadas.

Cataplasma de arcilla verde

La arcilla tiene virtudes detox muy útiles en caso de gastroenteritis. También es antibacteriana, absorbente, descongestionante y antiiflamatoria. Conviene en caso de gastroenteritis, náuseas, vómitos y desórdenes gástricos.

Como cataplasma: en un recipiente echa de 1 a 2 cucharadas soperas de arcilla, iguala bien y cubre con un poco de agua templada de manantial. Deja reposar y que absorba para obtener una pasta no muy líquida. Opta por un recipiente de vidrio, plástico, pyrex o de porcelana y una cucharada de madera o de plástico. Echa la mezcla en un paño fino y aplica la arcilla directamente en la piel a la altura del estómago. Deja actuar unos 20 minutos entre comidas, 1 vez al día.

No existe ninguna contraindicación.

Un punto de reflexología

Presionar algunos puntos debajo del pie permite reactivar la circulación energética para retirar un bloqueo y actuar a nivel emocional. El punto 6 MC eficaz contra las náuseas se sitúa en la cara interna del puño, 3 dedos por debajo del pliegue de flexión de la muñeca, en medio de los 2 tendones.

También es un remedio excelente contra los espasmos y el estrés. Ideal contra el hipo y las náuseas de la mujer embarazada.

Homeopatía

Los gránulos de Ipeca se toman preferentemente en ayunas, al acostarse y fuera de las comidas hasta mejorar. Podemos diluirlas con un poco de agua para los niños más pequeños. Son apreciadas por sus propiedades contra las náuseas, la tos, los vómitos y por sus virtudes expectorantes. Conveniente en caso de gastroenteritis con náuseas y vómitos, tos grasa y desórdenes respiratorios.

Deja que se derritan 5 gránulos 7CH debajo de la lengua cada dos horas en caso de crisis. Puedes combinarla con Nux Vomica en caso de exceso alimentario o con Sepia officinalis para las mujeres embarazadas.

No existe ninguna contraindicación.

Una mezcla de especies indias

Mastica las semillas para favorecer una buena digestión y evitar los desórdenes gástricos e intestinales. En la mezcla se pueden encontrar: semillas de hinojo, cilantro, comino, cardamomo y jengibre fresco. Lucha contra la hinchazón, los gases, los dolores abdominales, las náuseas, la acidez de estómago...

Puedes preparar la mezcla en casa o comprarla preparada en las tiendas ayurvédicas. Mastica durante bastante tiempo una cucharada de café de la mezcla al final de cada comida.

Este remedio natural deberá evitarse con los bebés que aún no sean capaces de masticar.

Zumo de jengibre

El jengibre posee virtudes contra las náuseas y puede utilizarse bajo multitud de formas. Antivómitos, estomacal, antiséptico, tónico, es el remedio de la mujer embarazada a condición de que sea ecológico. También funciona contra las náuseas provocadas por los mareos en el transporte, los desórdenes digestivos y es un excelente calentador y afrodisíaco.

Exprime un poco de jengibre gracias a una prensa de ajos y mézclalo con un vaso de agua tibia al que le hayas añadido un poco de limón (drenante hepático). Fresco, también lo puedes cortar en dados y echarlo en una tisana de melisa o de manzanilla alemana. Contra los mareos en los transportes, tómalo en forma de líquido 30 minutos antes de salir a razón de una cucharada de café diluida en un vaso de agua o 2 cápsulas (40 mg) (vendidas en herboristería).

No se debe utilizar en caso de tener piedras en la vesícula.

iStock-498286834_l

Hinojo

El hinojo es una verdura con un perfume anisado que refuerza el sistema digestivo. Tónico, antiespasmódico, diurético, vermífugo, favorece también la subida de leche en las mujeres que dan el pecho y embarazadas.

Consume los bulbos crudos cociéndolos unos minutos al vapor o combínalos con un zumo de verduras.

No existe ninguna contraindicación.

Alcohol de menta

Se trata de una mezcla concentrada de alcohol y de aceite esencial de menta piperita que se puede llevar encima para aliviar rápidamente. ¡Muy práctico para las vacaciones! El alcohol de menta también es apreciado por sus propiedades digestivas, contra las náuseas, los espasmos, por sus virtudes estimulantes y vermicidas. Eficaz en caso de náuseas, de cansancio, malestar, golpe de calor, indigestión, aerofagia y migraña.

Echa de 1 a 2 gotas en un soporte alimentario (azúcar, trozo de pan, etc.) o en un poco de agua o una tisana. Utilizar de 4 a 6 veces al día según tus propias necesidades.

No se debe de utilizar con mujeres embarazadas ni con niños menores de 6 años.

S. Catalan-Massé

Otros contenidos del dosier: Terapias y remedios naturales

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test