Cómo superar el dolor tras la muerte de un ser querido

El proceso de duelo

Tras la pérdida de un ser querido vamos a vivir un proceso que los psicólogos conocemos con el nombre de: duelo. El duelo, como su nombre lleva implícito, conlleva dolor asociado. Es un proceso que, generalmente, tiene una duración de entre año y medio, dos años, donde vamos a tener que encajar y gestionar esta pérdida. Es  importante, respetarse y entenderlo, pretender negarlo, sólo empeoraría el cuadro. Se trata de un proceso doloroso, en parte, porque el tema de la muerte continúa siendo tabú en nuestra sociedad. La forma de gestionar la situación dependerá  de nuestra base de personalidad, recursos y/o estrategias que hayamos adquirido, así como, del vínculo con la persona perdida.

¿Qué emociones provoca la muerte de un ser querido?

A lo largo de todo este proceso van a aparecer una serie de emociones y/o sentimientos como:

  • Negación/Shock: Ambas son características de los periodos iniciales. La primera, suele producirse tras recibir la noticia de fallecimiento, el impacto emocional que supone, hace que entremos en un estado donde no podemos reaccionar. Por otro lado, la negación, es no querer asimilar lo ocurrido. Cuando el proceso es demasiado doloroso, ésta será el mecanismo defensivo por excelencia.
  • Rabia, ira, dolor e impotencia:  Tras la fase inicial de impacto, nos enfadamos, eso hace que afloren nuestras emociones más primarias de rabia e ira, unido al dolor e impotencia que supone encajar que hagamos lo que hagamos, no vamos a volver a ver a la persona que hemos perdido.
  • Tristeza y/o desamparo: Asimilar lo anterior, nos llena de tristeza, sentimiento, que nos va a acompañar durante gran parte de nuestro duelo, así como, una sensación de falta de protección y/o vulnerabilidad.
  • Apatía: En muchas ocasiones, la persona entra en un estado de “anestesia emocional” donde  parece que nada le llene o haga reaccionar. Se trata, una vez más, de un mecanismo defensivo para gestionar el dolor de la perdida.
  • Sensación de vacío, falta de consuelo y apoyo: Si el vínculo era muy sólido y la perdida altamente significativa, pese a contar con personas que nos quieren, el sentimiento va a ser de infinita soledad. La persona no encuentra consuelo, en nada ni nadie.
  • Replanteamiento vital: Como todo periodo de crisis, la persona se cuestiona su identidad, su trayectoria vital, tal vez, porque este hecho, nos hacen tomar mayor conciencia de lo efímero, es importante no tomar decisiones que puedan tener gran relevancia en nuestra vida, durante un periodo de duelo.

Cómo superar el dolor por el fallecimiento

Respetarse y entender las emociones y fases por las que vamos a pasar es un paso para asumir la pérdida. Es importante que :

  • Te des tiempo para encajarlo: no pretendas encontrarte bien al momento, se trata de un proceso de hasta 2 años. Respeta tus tiempos y permítete sentir mal si es lo que sientes.
  • Seas capaz de hablar de la pérdida con otros: no se trata de estar todo el día rememorando, pero tampoco de negarlo o evitar hablar de ello. Compartir tu dolor con personas afectadas puede serte de gran utilidad. Además, afianza lazos y te hace sentir menos solo.
  • Ventilación emocional: Se trata de una técnica utilizada en psicoterapia que consiste en desplegar toda la emoción que siente el paciente, concédete un espacio para llorar, chillar o lo que te plazca, sacar afuera la emoción es importante.
  • No busques culpables: Redirige tu rabia hacia actividades productivas, como hacer deporte.
  • Lectura positiva: Consiste en asimilar lo que esa persona te aportó, lo que aprendiste gracias a ella, eso es algo que permanecerá contigo siempre.
  • Silla vacía o carta de adiós: Si crees que quedaron cosas por decirle, puedes escribirle una carta y leérsela o colocar una silla delante tuyo e imaginar que está y hablarle. Ambas son dos técnicas que se utilizan en terapia para gestión de duelo. Es un hecho simbólico que ayuda muchísimo.
  • Grupos de ayuda: Hablar de tu experiencia con otras personas, ajenas, que están pasando por una situación similar, te hará formar parte de un grupo y sentirte comprendido y apoyado
  • Aceptes que hay que continuar: Transcurrido un tiempo es importante que continúes con tu vida y, si sientes que no eras capaz sólo, no temas pedir ayuda profesional.

Otros contenidos del dosier: Controlar las emociones

Comentarios

Artículos destacados

Los complejos de inferioridad
Los complejos de inferioridad

Menos guapos, menos inteligentes, más cobardes… Siempre te sientes inferior a los demás y lo sufres. ¿De dónde proviene ...

Cómo gestionar el rencor
¿Cómo mantener una relación a distancia?
¿Amor a primera vista o simple deseo?
¿Estoy en el trabajo correcto?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test