Tus emociones podrían causarte dolor de columna

Las estadísticas indican que 70% de la población mundial sufre de dolor de columna en algún momento, y para muchos se convierte en un problema a largo plazo.

La mayoría opta por ir a un médico de cabecera, posteriormente toman analgésicos y anti-inflamatorios, y de alguna manera siguen adelante con sus vidas.

Algunos finalmente optan por una radiografía (resonancia magnética) que puede confirmar el daño estructural o desgaste, y la cirugía puede ser ofrecida como una opción.

Sin embargo, a pesar de los enormes avances en el diagnóstico y las técnicas quirúrgicas, muchas personas con dolor de espalda nunca están completamente libres de dolor. Sólo en Reino Unido, cerca de 1,6 millones de británicos desarrollan dolor de espalda crónico cada año y, para alrededor de la mitad de ellos, los estudios muestran que el dolor es incapacitante.

Existe una amplia aceptación entre los especialistas en dolor. Afirman que cuando el dolor de columna pasa de un problema agudo a corto plazo a uno crónico, entran en juego factores emocionales que a menudo empeoran el dolor.

De hecho, bajo las directrices del Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE), los profesionales que tratan el dolor de espalda a largo plazo están destinados a incorporar algunos de los principios de la terapia cognitiva-conductual en su plan de tratamiento, educando a los pacientes sobre el papel que la mente puede jugar en el proceso de empeorar o aliviar el dolor de espalda – en este último caso, utilizando ejercicios de relajación y respiración.

Un nuevo libro de Nick Sinfield, un fisioterapeuta, va un paso más allá

Sinfield sostiene que si bien nuestras actitudes ciertamente empeoran el dolor, cuando se trata de dolor crónico de columna, la tensión emocional es casi con seguridad la causa real del problema, en primer lugar.

"Los profesionales médicos están entrenados para ver el dolor de espalda en términos de lesión o daño a la columna vertebral, pero cuando tratan a un paciente con dolor de espalda, inmediatamente comienzan a buscar explicaciones que se ajusten a un diagnóstico físico. Porque el dolor es físico, la gente busca una causa física. Desafortunadamente, ello conlleva a ignorar la razón más común de dolor de espalda” alega Sinfield.

Sinfield sostiene que el estrés y la tensión, pueden provenir de una serie de áreas en nuestras vidas, desde los conflictos familiares hasta el estrés en el trabajo, o incluso expectativas poco realistas de nosotros mismos, son la causa principal del dolor de columna.

Pasos para desterrar el dolor emocional de columna de tu cuerpo

Nick Sinfield cree que la ansiedad y el miedo no sólo son la raíz del dolor de espalda crónico, sino que también impiden nuestra recuperación. Por esta razón, es importante pensar en el dolor no sólo como un problema físico.

Aquí están algunas de sus recomendaciones para superar el problema:

¿Te sientes ansioso? Pregúntate si tu dolor te hace ansioso. ¿Evitas ciertas actividades, posiciones o ejercicios en caso de que lastimen?

Si asocias ciertas actividades, como el deporte, con el dolor, puedes crear "patrones de dolor" en tu mente que pueden causar dolor a través de la ansiedad y el estrés.

¿Eres perfeccionista o competitivo? Esto podría significar que pones más presión sobre ti mismo y mantienes más tensión en tu cuerpo.

Cada vez que sientas una punzada de dolor en la espalda o nuca, pregúntate si puede tener una raíz emocional. Trata de no preocuparte entonces, e intenta ignorar el dolor.

Trata de adoptar una actitud positiva y esperanzadora. Siéntete seguro de moverte natural y libremente.

Levántate, muévete y permanece activo. Esto estimulará el flujo sanguíneo y el oxígeno a las áreas de dolor y verás cómo poco a poco ese dolor crónico de espalda desaparece de tu vida.

Espalda2-03

FUENTES:

Movilización de la Columna Vertebral. Escrito por Gregory P. Grieve. Pag. 62, 63, 64

Dolores de espalda: ejercicios y prevención. Escrito por Stella Ianantuoni. Pag.23

TE RECOMENDAMOS:

Tics: todo lo que siempre quisiste saber

¿Cómo aprender a tolerar la incertidumbre?

Soy muy susceptible, ¿qué puedo hacer?

Mi forma tan directa de hablar me trae problemas - El psicólogo responde

Otros contenidos del dosier: Controlar las emociones

Comentarios

Artículos destacados

Madre e hija: ¿rivales o amigas?
Madre e hija: ¿rivales o amigas?

Aunque haya rupturas y reencuentros, el vínculo entre madre e hija no se puede romper. Tanto si cada una se preocupa por lo...

Lesiones de rodillas y pesas
Reflexología de manos
Ejercicios pliométricos: alto impacto para tus músculos
¿Queremos demasiado a nuestros hijos?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test