¿Cómo aceptar un cumplido?

Cumplido y confianza en uno mismo

No es tan fácil aceptar un cumplido. Estas pequeñas frases que parecen inofensivas, en realidad son balizas importantes en el camino para conseguir la felicidad. “Las dificultades para aceptar estos cumplidos pueden indicar una falta de confianza en uno mismo”, apunta la Dra. Anne Van Stappen, doctora en medicina y formadora en CNV (Comunicación no violenta). Una base narcisista débil, con una tendencia a autodegradarse, puede explicar este problema. “Rechazar un cumplido viene a ser como no desempaquetar un regalo que os han hecho y dejarlo de lado”, añade nuestra experta.

Tras este comportamiento, que puede parecer anecdótico, en realidad se oculta una verdadera espiral negativa. Por un lado, estas personas no pueden revitalizarse con energía positiva. Y por otra parte, pueden desanimar a la otra persona ante sus intentos por complacerla y rechazando esta valoración positiva.

La Dra. Van Stappen es categórica: “Al aceptar un cumplido con un “gracias, es muy amable, me complace mucho”, al mismo tiempo alimento mi autoestima y mi relación con el otro”. Y a la inversa, rechazarlo resulta tóxico para los dos, lo que a la larga puede crear una profecía autorrealizadora. “Cuanto menos vemos la belleza y lo positivo de nosotros, menos dinamizamos nuestras capacidades, y más nos cuesta crecer como personas”, previene nuestro experto.

El cumplido: una emoción positiva

Todavía deben redescubrirse los impactos de los cumplidos en el humor. “Como ser humano, es importante aceptar una valoración positiva, significa que embellezco la vida del prójimo”, afirma Anne Van Stappen. Los cumplidos funcionarían como burbujas de oxígeno “feliz” en nuestras jornadas. Incluso podrían constituir una defensa importante ante todos nuestros sentimientos de insuficiencia o insatisfacción.

“Cuando nos encontramos ante pensamientos del tipo“no me merezco esta cena” o “no soy bastante sexi para complacerle”, entonces afectamos negativamente nuestra alegría por vivir con efectos en nuestra energía vital.Recibir un cumplido, este mensaje que nos gratifica y nos envía las señales de reconocimiento (a menudo tan esperadas), nos permite sentir sensaciones y emociones agradables.Son tantos los factores que estimulan nuestra inmunidad y, por tanto, nuestra salud”, añade nuestra experta. Hoy en día se conoce la relación entre una emoción agradable y la producción de endorfinas. Por este motivo, resulta fundamental aprender a aceptar los cumplidos.

Cómo decir un cumplido

Algunos cumplidos resultan difíciles de aceptar si suenan como simples generalidades. “Eres la mejor”, “Eres irremplazable”, “Me encanta tu falda”… Por una parte, pueden estar confinados; y por otra, son demasiado generales o abstractos. A la persona le puede costar creerse el cumplido y apropiárselo. A menudo considerado como una evaluación, este tipo de cumplido incluso puede provocar estrés y la obligación de mantenerse a un nivel de excelencia. La Dra. Anne Van Stappen propone una formulación más personalizada, que también comportaría una parte sensorial. Por ejemplo: “Cuando te levantaste para hablar durante esa cena, me sentí aliviada, el ambiente era deprimente.Me encanta tu talento para animar los ambientes”.

En la práctica: ¡Digo sí a los cumplidos!

Aceptar un comentario positivo que nos valora, ¡eso se aprende! Modo de empleo en cuatro etapas básicas:

Me conciencio

No siempre somos conscientes de la manera con la que recibimos un cumplido. Se requiere un tiempo de introspección. Observaros y constatad si tenéis problemas para aceptarlos. Plantearos la cuestión sinceramente: cuando os dicen que “sois una amiga estupenda”, “una cocinera increíble”, que “habéis salvado la velada del aburrimiento”, ¿qué sucede? Dedicaros a escuchar vuestras sensaciones. ¿Qué es lo que oculta y te molesta? ¿Cuáles son los pensamientos que os traspasan? “Me pedirá algo”, “No es sincero”…

Muestro benevolencia

Podéis sentiros incapaces de cambiar este comportamiento. Y especialmente si os enfrentáis a una emoción de tristeza o desaliento. La clave es aceptaros tal y como sois, sin juzgaros, con benevolencia. Y de este modo puede abrirse otra opción al cambio.

Adopto la opción PAP

Querer cambiar de un día para otro puede convertirse en algo insuperable. En cambio, la práctica Pasito a Pasito (PAP) permite jalonar la ruta de pequeños éxitos que resultan tan decisivos para la resolución del problema. Ante el próximo cumplido, mirad a la persona y evitad responder rápidamente con algo tipo “no es para tanto” o incluso cambiando de tema. En cambio, haced una pausa: ¿Os repercute? ¿Os podría ir bien?... Tomaros el tiempo para aceptarlo.

Aclaro

También puede costarnos aceptar un cumplido porque dudamos de la sinceridad de la persona. Para aclararlo, si es necesario, planteadle esta simple pregunta: “¿Qué es lo que te lleva a mi casa esta noche?”, “¿Qué buscabas con esta cena?”… El objetivo es entender con hechos y emociones lo que motiva su cumplido.

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Desarrollo personal

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test