Claves para tener una actitud positiva en seis pasos

“¿Será la rutina nuestro peor enemigo?” En su última novela, la coach en creatividad y desarrollo personal Rapahëlle Giordano da vida a Camille, una mujer a las puertas de los cuarenta años cuya vida parece seguir un espléndido curso entre el trabajo y una familia ideal.
A pesar de todo, Camille no se siente bien. Su vida dará un giro cuando, tras sufrir un accidente de coche, conoce a un rutinólogo, un profesional del cambio que le indicará el camino para "reencantarse", poniendo el juego y la creatividad en el centro de cada nueva experiencia.
“La rutinitis aguda que sufre la protagonista y, seguramente, muchas personas de nuestra época puede constituir una afección del alma, que coloca la melancolía y la frustración a las riendas de nuestra existencia”, explica la autora, que nos revela las claves de un cambio vital para sentirnos mejor en seis pasos. Aquí las tienes.

1. Operación Renove

Una gran limpieza nos vendrá de perlas para volver a empezar sobre una base renovada.
Giordano nos aconseja la técnica In y Out. Lo primero, es hacer limpieza en nuestro interior (“In”). Es muy sencillo: has de identificar todo lo que te estorba o te parece tóxico, como las personas que te causan ansiedad, el agobio en el trabajo, esos hábitos anquilosantes…
Y luego, ¡a barrerlo todo! "Haz una lista en plan “estoy hasta las narices de”, recomienda Giordano. Para el "Out", concéntrate en el entorno que te rodea ¡y deshazte de trastos inútiles o estropeados, selecciona, ordena y lánzate a cambiar la decoración!

2. Anclaje positivo

¿Cuál es el peor enemigo para sentirnos bien? Sin duda, esta fastidiosa tendencia nuestra a verlo todo en negativo. Para remediarlo, Giordano ha probado un método efectivo, que ella llama de anclaje positivo. ¿En qué consiste?
"En sumergirnos en el recuerdo de un momento feliz de nuestra vida y reactivar las sensaciones agradables, tanto físicas como emocionales, conectados con él", responde la experta.
Puede ser el momento de profunda relajación que viviste durante tus vacaciones ante un paisaje renovador, o esa fiesta en la que disfrutaste con tu familia o en pareja.
Luego, debes centrarse en relanzar la liberación de endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, y en ver el lado bueno de la vida.

3. Encuentra tus modelos

A veces, una de las principales razones por las que no conseguimos estar a gusto es la falta de autoestima. Según Giordano, para potenciar nuestra autoconfianza debemos “modelizar”, es decir, “encontrar personas, ya sean reales o ficticias, con cualidades que admiremos y que nos sirvan de modelo.”
Por ejemplo, tu mejor amiga y su contagioso buen humor, tu compañero de trabajo y su capacidad de liderazgo profesional, el Dalái Lama y su radiante serenidad…
Después, puedes elaborar un collage de fotos de estas personas y colocarlo en un lugar donde puedas observarlo para recibir una buena inyección de energía.

4. En pareja, CAFM

¡La pareja puede convertirse un foco de peligro! Para convertir tu relación en un juego que te divierta y aleje la tentación de dramatizar, prueba el método CAFM. “Un método implacable para tumbar la rutina que nos amenaza en nuestro día a día”, asegura Giordano. ¿Qué es CAFM?

  • C de crítica y censura: elimínalas definitivamente de tu vida.
  • A de abundancia: déjate invadir por una multitud de ideas de cosas que hacer con tu pareja.
  • F de fantasía: haz desaparecer cualquier pensamiento serio.
  • M de multiplicación: ve saltando de unas ideas a otras.

“Da igual si son ideas factibles o no. Lo importante es reactivar un flujo positivo y creativo en vuestra relación”, aclara Giordano. Los resultados pueden ser muy variados: escribir ardientes mensajes de amor que sorprendan a tu pareja, buscar lugares insólitos para vuestros próximos encuentros…

5. Anota tus éxitos

Nada de darle vueltas a tus fracasos. ¡Lo mejor que puedes hacer para sentirte bien es recopilar todos tus éxitos! “Hazte con una agenda y ve apuntando tus éxitos por orden alfabético”, nos propone la experta.
Para cada letra, piensa en una palabra clave que evoque un momento intenso y positivo. Por ejemplo, en la A puedes anotar Amor para registrar un momento de felicidad; en la E apunta Esther, por el nombre de esa amiga con la que echaste unas buenas risas; en la M puedes poner Murcia, por donde pasaste las vacaciones…
La clave está en describir el recuerdo (ambiente, personas) con precisión, detallando las sensaciones físicas y emocionales que experimentabas.

6. ¡Cambia de AIRE!

Está más que comprobado que acribillar a los demás con nuestros reproches en momentos de tensión no sirve para nada, ni tampoco ayuda a sentirnos bien por dentro.
Y, sin embargo, desenvainamos nuestra arma como si fuéramos un Lucky Luke de las críticas. ¿Qué nos propone Giordano en caso de conflicto? “Adoptar nuevos hábitos y cambiar de AIRE.”
¿Qué es eso de cambiar de AIRE?

  • A de acontecimientos: piensa en lo que te ha disgustado.
  • I de impresiones: expresa lo que has sentido.
  • R de resolución: busca una solución.
  • E de entendimiento: ambas partes debéis salir ganando.

¡Eso es todo, amigos!

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Desarrollo personal

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test