¿Cómo hablar de la actualidad a vuestros hijos?

En una época de sobreinformación, las noticias de actualidad, muchas de ellas violentas, se han convertido en el pan de cada día, también para nuestros hijos. Ante el chorreo continuo de imágenes traumáticas, ¿cómo reaccionar?
Cuando los acontecimientos como el atentado de Charlie Habdo o el reciente accidente del A320 adquieren la magnitud que tienen hoy día, no siempre es fácil adoptar una actitud responsable y adecuada.
Aunque en el colegio se traten estos temas, con esto no basta. “Los padres también deben ejercer un papel de mediación”, afirma el psicólogo Didier Pleux.

Ante los hechos actuales, los niños no son simplemente pequeños adultos

Actualmente, la tendencia de los padres es considerar a sus hijos como a adultos y, por tanto, hablarles como tal. Pero ese no es el caso, “sean cuales sean sus capacidades de razonamiento, su aptitud emocional sigue las etapas de maduración habituales”, previene Didier Pleux.

Antes de los 15/16 años, no son capaces de funcionar correctamente entre el pensamiento razonable, la manera de interpretar el mundo y el cerebro emocional. Cuanto más joven se es, más traumático puede resultar el acontecimiento. Por norma general, los padres se encuentran en una horizontalidad y hacen que sus hijos compartan su visión de adulto. ¡Lo más importante es dejar a los niños en su sitio!

Riesgos reales ante las imágenes violentas

La actualidad resulta angiosénica para los adultos, e incluso más para los niños, que son verdaderos papeles emocionales, e incluso más si son emotivos o sensibles. Por ejemplo, un accidente de avión, cuando la información se repite y visualiza, puede desencadenar la creencia de que coger el avión es peligroso… “El niño hará la amalgama”, explica Didier Pleux.

Por una parte, la repetición de imágenes violentas puede generar pesadillas en los pequeños y, por otra parte, preparar a los mayores para lo peor, es decir, la vida en un mundo extremadamente peligroso. “Por supuesto, el papel de los padres básicamente consiste en presentar el mundo de una forma realista y lo más optimista posible”, recuerda nuestro experto. Si nos centramos en las perspectivas más que en las pérdidas, se les puede proteger del discurso alarmista existente.

Noticias violentas: ¿cómo tratarlas?

“En ningún caso se trata de eludir la realidad”, precisa Didier Pleux. No nos encontramos en La Casa de la Pradera ni en Los Osos Amorosos. Además, cada vez es más difícil evitar el vagueo mediático. Los niños incluso se intercambian videos de acontecimientos traumáticos a través del móvil o el ordenador.
“No decirles nada comporta correr el riesgo de que empiecen a fantasear”, añade nuestro experto. Aunque evitar hablar del tema no es la solución, y es necesario hablarlo, debemos ir con cuidado con la manera con la que lo hablamos.

  • Hay que hablarles como a un niño, no como si fueran adultos: no debéis entrar en una discusión en torno a los acontecimientos, así como tampoco debéis pedirles su opinión sobre el tema.
  • Hay que ceñirse a los hechos, resulta inútil detenerse en los detalles e insistir en el tema.
  • Puede que el niño sea curioso y plantee preguntas. “Respondedle con palabras que pueda entender.Le podéis tranquilizar, por supuesto, pero es importante no transmitirle vuestras emociones, ya que lo absorberá como una esponja”, insiste Didier Pleux.

El objetivo consiste en restarle dramatismo a la situación y explicarlo teniendo en cuenta la realidad y sin añadirle intensidad emocional.

¿Qué telenoticias existen para niños?

Por supuesto que existe la gran tentación de ofrecer un prisma de la información a través de los telenoticias de las 21 horas o en los canales de noticias 24 horas. “Sin embargo, las imágenes de la televisión deben evitarse, especialmente antes de los 12 años”, previene Didier Pleux. Nuestro experto es tajante:

“Nada de teleinformativos en las comidas”. Este soporte no ofrece suficientes filtros y permite poca mediación por parte de los padres, ya que la mayoría de las veces adquiere un ritmo constante basado en una visión sensacional de los hechos. Atemperar los acontecimientos resultará más difícil.

En cuanto a las imágenes más traumáticas, cabe convencerse de que la censura puede ser necesaria. Una situación que hoy en día es cada vez más difícil ya que los niños son más curiosos. Os corresponde a vosotros realizar el filtro y seleccionar las noticias que consideréis que sea necesario enseñarles.

Asimismo, lo más importante es encontrar herramientas informativas adecuadas. “Algunas revistas para niños resultan perfectas ya que tratan la información de una forma perfectamente adaptada a ellos”, concluye Didier Pleux. No dudéis en recurrir a estos soportes.

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Educación

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test