¿Por qué leer cuentos a los niños?

Muchísimos niños piden a sus padres que les cuenten un cuento antes de irse a dormir. Y es que ese momento de lectura les encanta. Lo esperan impacientes. Por supuesto, porque les divierte, pero no solo por eso. “Cuando de niña me contaban cuentos no era el argumento lo que me interesaba, sino una representación, un detalle que desbocaba mi imaginación”, recuerda Floret. Las historias son fundamentales para el desarrollo del niño y para su relación con sus padres.

Un momento de placer entre el padre y el niño

Para un niño hay una enorme diferencia entre leer un libro solo y que se lo lean sus padres. “Prefiere escuchar”, asegura la psicóloga. Este momento crea intimidad entre el progenitor y él y, al mismo tiempo, le otorga un espacio de libertad donde puede soñar y dejar viajar su imaginación. “La voz de los padres es muy importante, el tono, sus gestos y también los accesorios, que ayudan a recrear una atmósfera particular”, agrega la especialista. Es un momento de ocio entre padre e hijo, en el que ambos están relajados y disfrutan.

Un pasaje entre la vigilia y el sueño

“Leerle un cuento a un niño antes de dormir le ayudará a pasar de las actividades diurnas a la noche”, recuerda Floret. Para los niños la noche va acompañada de oscuridad y silencio, factores que pueden angustiarle. Este momento de lectura le ayudará a dormirse y a entrar en un estado de inconsciencia entre la fantasía y el sueño. Se trata de un ritual que, de alguna manera, facilita la transición entre dos mundos.

Satisfacer su curiosidad

Al escuchar al adulto, al niño pueden asaltarle mil preguntas. ¿Por qué está triste la princesa? ¿Qué significa “grandioso”? La lectura estimula su curiosidad, despierta su deseo de saber. “Los padres pueden sentir la tentación de seguir leyendo, sin embargo, es importante que se tomen el tiempo de responder con palabras simples”, recomienda la psicóloga. Es un momento de intercambio con el pequeño, de modo que podemos preguntarle qué piensa él de la historia, qué haría si estuviera en el lugar del personaje… La lectura puede abrir el diálogo.

Desarrollar su imaginación

Cada historia estimula la imaginación del niño y le ayuda a desarrollar la capacidad de fantasear, tan natural en él. Entre los 3 y los 6 años se pasa las horas imaginando historias, “y esta capacidad es muy importante, porque le permite aprender a vivir en el mundo que le rodea”, explica la experta.

Ayudarle a crecer

“Las historias le permiten asimismo elaborar su percepción de la realidad”, precisa la especialista. Las situaciones que viven los diferentes personajes le dan pistas para gestionar su propia angustia. Esto ocurre, por ejemplo, cuando los protagonistas atraviesan situaciones difíciles de las que salen airosos. Las narraciones le ayudan a identificar situaciones en las que él mismo se encuentra, lo que le permite apropiarse de las emociones. La lectura de un cuento puede darle pistas para resolver un conflicto. Esta es su manera de crecer. Son los símbolos de los cuentos los que juegan un papel particular en su psiquis. Gracias a ellos encontrará claves de transformación positivas.

Elegir las historias

Los niños tienen sus historias favoritas, lo cual tiene lógica. “No ven en los libros lo mismo que los adultos. Interpretan los cuentos a su manera y señalan mensajes importantes para ellos, mensajes que quieren trasladar”, reflexiona la experta. Lo mismo sucede al revés, si un adulto quiere abordar un tema con el niño puede hacerlo a través de un cuento. “La idea es permitir que el niño encuentre una justificación para hablar”, agrega Floret. Una simple lectura puede liberar su capacidad de palabra en momentos en que le cuesta expresarse.

Crear cuentos para los niños

Separación de los padres, problemas en el colegio, angustia nocturna… Anne Floret invita a los padres a crear su propio cuento para ayudar a sus hijos. Lo más importante es inventar una historia secreta que hable de ellos y de su problema. Escribirles un cuento creará una proximidad particular y les dará claves sobre lo que necesitan comprender y cómo expresarlo.

Otros contenidos del dosier: Educación

Comentarios

Artículos destacados

¿Somos malos por naturaleza?
¿Somos malos por naturaleza?

¿La maldad es algo innato o por el contrario se aprende? ¿Influye el contexto en su manifestación? ¿Existe el gen de la...

Cómo adelgazar tus brazos
Fobias: cómo curarlas con terapia
Niños agresivos: cómo actuar
Cómo acertar al hacer un regalo
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test