Claves para acertar en la elección de escuela infantil

Elegir colegio puede ser un quebradero de cabeza. A la complejidad de escoger un centro que reúna los requisitos que cada uno considera indispensables, se añade la preocupación de saber que estamos escolarizando a niños que en muchos casos no han cumplido los tres años. A esa edad, las necesidades físicas y emocionales siguen siendo enormes y deben ser cubiertas. Por ello, junto con la prioridad que podamos otorgar a los aspectos académicos, es necesario tener en cuenta los relacionados con el bienestar de los alumnos más jóvenes.

En España la educación no es obligatoria hasta los seis años, sin embargo, la gran mayoría de los niños ingresa en la escuela con apenas tres (dos si han nacido en los últimos meses del año). A esa edad, los colegios “deben ser espacios seguros de juego y exploración”, afirma la psicóloga Mónica Serrano, experta en maternidad consciente y crianza respetuosa. “Un niño de tres o cuatro años necesita que lo cuiden y lo protejan y le ayuden a resolver los conflictos que surjan con sus pares. El maestro debe, por tanto, acompañar al niño emocionalmente, escucharle y entender que está con un adulto que desconoce, lejos de sus padres y en un entorno nuevo”, explica Serrano. “El colegio ha de aportar cuidado físico y afectivo. A edades tan tempranas, nada más”.

Cuidados físicos

A los padres, como es lógico, les preocupa que los niños reciban los cuidados físicos que requieren. La posibilidad de que los niños duerman la siesta tras la comida figura entre sus principales inquietudes, tal y como suelen manifestarlo en las jornadas de puertas abiertas de los colegios, que tienen lugar entre marzo y abril. También les interesa saber si los niños deben haber aprendido a controlar los esfínteres al momento de empezar las clases. La mayoría de los centros lo exige, pero como al principio los “escapes” son frecuentes, Serrano recomienda averiguar si hay una persona de apoyo para el cambio de pañal o si se llama a los padres para que vayan a hacerlo.

Respecto al periodo de adaptación, que suele durar una semana, la psicóloga es rotunda: “El niño debería poder atravesarlo acompañado de un adulto de referencia, la madre, el padre, un abuelo…”. La psicóloga lamenta, sin embargo, que esto no siempre sea posible. Aun así, recomienda preguntar porque existen excepciones.

El horario de comedor es otro punto que suscita dudas. Para Serrano es importante saber quién cuida a los niños mientras comen y durante el recreo posterior, dado que a menudo no lo hacen los maestros, sino personas contratadas de manera externa; si la comida se prepara en el centro o si es de catering, y, sobre todo, de qué manera se actúa cuando un niño no quiere comer, ¿se le obliga a terminar el plato o se le permite salir al patio con sus amigos?

Gestión de conflictos

En relación al trato que reciben los niños, en especial cuando son tan pequeños y, por tanto, enormemente susceptibles, la psicóloga considera fundamental preguntar acerca del modo en que se gestionan los conflictos. “Uno de los asuntos que más preocupa a las familias es la violencia escolar. Esta se produce mucho más adelante, pero es importante que los maestros trabajen para la no violencia desde que los alumnos son muy pequeños. Así pues, deben evitarse las amenazas, los gritos o cualquier otro tipo de conducta abusiva o de coacción, porque generan miedo e imitación de comportamientos violentos”, explica.

La psicóloga desconfía igualmente de las metodologías como los premios y castigos. Cosas tan aparentemente inofensivas como las caritas felices –sellos o pegatinas que se ponen en las manos de los alumnos que se han portado bien– “se convierten en castigos cuando no se reciben, lo que afecta a la autoestima y crea inseguridad. Lo mismo ocurre con los rincones de pensar”, apunta la psicóloga.

Lo contrario a todo esto es el cariño y el trato afectuoso. “El aprendizaje solo es posible desde el bienestar. Por ello, el maestro debe garantizar un clima tranquilo en el que el niño pueda desarrollarse libremente”, concluye Serrano.

 

Más información sobre Mónica Serrano, en Psicología Y Crianza

Otros contenidos del dosier: Vida escolar

Comentarios

Artículos destacados

Razones científicas para leer más
Razones científicas para leer más

Favorecer la empatía, prevenir enfermedades degenerativas y hasta vivir más tiempo son algunos de los beneficios que nos...

Cómo elegir escuela para sus 3 años
Estrategias para controlar la ira
Por qué nos cuesta tomar decisiones
¿Pasas demasiado tiempo en pareja?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test