Divorcio: ¿cómo contarles a los hijos que os separáis?

Una estrategia conjunta para anunciar el divorcio

Ya no sois pareja pero seguís estando juntos, y de por vida en lo que concierne a la educación de los hijos. Este será vuestro primer reto, poneros de acuerdo en lo que vais a decirles sobre vuestra separación.

Es algo que, en la medida de lo posible, debéis hacer juntos y al mismo tiempo. Reuniros como familia para comunicar los cambios. Debe ser en un entorno tranquilo, como el salón y procurando que no haya interrupciones, con la televisión y los móviles apagados. En un momento en el que contéis con tiempo y no haya que ir a ningún lado inmediatamente después.

Es esencial que los niños no sientan que están en medio de un conflicto y que deben tomar parte de uno u otro lado. Ellos no deben tomar ninguna decisión, no pueden decidir si se quedan como papá o mamá, si esto debe hacerse seréis los adultos quién lo resolveréis.

Debéis tener el discurso más o menos preparado y el objetivo debe ser que los niños entiendan la nueva situación y aportarles vuestro apoyo incondicional, que sepan que es un proceso doloroso que todos estáis pasando y que poco a poco entraréis en la nueva rutina.

¿Cómo decirles a los hijos que os separáis?

El lenguaje debe ser adaptado a su edad, no podemos elaborar un discurso amplio y complejo para niños muy pequeños ni simplificar o limitar información a los más grandes. Podemos decirles que papá y mamá ya no se quieren como se deben querer las parejas para estar juntas, ahora se quieren como amigos y los amigos viven mejor cada uno en su casa.

Aunque parezca algo obvio es esencial decirles claramente que la separación en ningún caso es por su culpa, que ambos les queréis muchísimo, que son lo más importante de vuestras vidas y que creéis que así, a la larga, seréis más felices todos. Contadles lo que pasará a continuación, quién de los dos se irá de casa y con quién vivirán. Aclaradles que el que viva con uno u otro más tiempo no quiere decir que el otro no les quiera, que simplemente son decisiones que tienen que tomar los mayores, pero que ambos les queréis por igual.

No olvidéis decirles que será un proceso duro, que es normal estar triste o enfadado y que estáis allí para lo que necesiten, para hablar de lo que quieran y apoyarles en todo. Es importante también que entiendan que es una situación irreversible.

Pedid que os hagan preguntas, todas las que quieran y contestadlas de la forma más clara y sincera posible.

Qué esperar tras el divorcio

Después de esa conversación algunos niños actuarán de forma sorprendente y se irán a jugar o se pondrán a hacer otra cosa con normalidad. No os preocupéis, lo han entendido, pero tardarán un poco en expresarse. No lo forcéis.

Es común que los niños de padres recién separados tengan problemas con el sueño, sentimientos de tristeza y soledad o episodios agresivos. Los más pequeños pueden volver a hacerse pis en la cama y los mayores podrán notarlo en sus estudios. Algunos lo sufrirán de forma somática y acusarán dolores de cabeza o de tripa. No todos los niños reaccionan igual y no siempre aparecen estos síntomas. Si lo hicieran, tened en cuenta que es algo temporal.

Si estos síntomas durasen mucho, fuesen más dramáticos o percibieseis que el niño no puede superarlo lo mejor es acudir a un psicólogo infantil. Por otro lado, no es mala idea acudir a un mediador familiar para adquirir herramientas y hacer más fácil este proceso.

Otros contenidos del dosier: Familia

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test